Inseguridad en León truena a poderoso comandante

04/03/2017 Comentarios
Jorge Guillén Rico

León, Gto. La Secretaría de Seguridad Pública de León informó que debido a “una nueva oportunidad laboral”, a partir de este viernes el comandante Jorge Guillén Rico dejó de ser el director operativo de la Policía Municipal de este municipio.

Por medio de un breve comunicado de prensa, la Secretaría de Seguridad Pública de León, a cargo de Luis Enrique Ramírez Saldaña, y la Dirección de Policía, a cargo del comandante José Carlos Ramos Ramos, agradecieron el profesionalismo y esfuerzo realizado por el comandante Jorge Guillén Rico en el tiempo que estuvo al frente de la Corporación.

“La Secretaría de Seguridad Pública de León informará con oportunidad quién llevará la Dirección Operativa de la Policía Municipal”, concluyó el boletín.

Un polémico historial

Jorge Guillén Rico, quien dejó de ser Director Operativo de la Policía de León, fue señalado por el encubrimiento a un agente que presuntamente asesinó a un niño.

Se conoció que había reprobado los exámenes de Control y Confianza en octubre de 2012, lo que provocó su baja de la corporación de la Policía de León, a la que regresó con la administración de Héctor López Santillana.

La primera vez que Guillén Rico trabajó para la Secretaría de Seguridad Pública de León fue de 2006 a 2009, cuando esta dependencia era encabezada por el ahora Secretario de Seguridad Pública estatal, Alvar Cabeza de Vaca. En ese entonces fungió como jefe del Grupo Especial Táctico (GET).

Prácticamente a la mitad de su encargo en dicho puesto, ocurrió el primer escándalo en que se vio envuelto quien ahora ocupa el cargo de Director Operativo de la Policía. En julio de 2008, Jorge Guillén fue baleado por un desconocido. De acuerdo a notas periodísticas, todo ocurrió cuando él bebía licor con una mujer en la colonia Haciendas del Valle, cerca del Tajo de Santa Ana del Conde.

Se indicó en su momento que el entonces oficial estaba de descanso departiendo con una mujer identificada como Laura Guadalupe Santos Nicasio en el interior de una camioneta, cuando de pronto se le acercaron dos sujetos.

Las crónicas de los medios de comunicación consignaron la versión de que uno de los sujetos le espetó al oficial: “Ahora sí cabrón, vas a pagar”, sacando una pistola y disparando impactando en el pecho y en otras partes del cuerpo.

Abuso de autoridad, robo y golpes a mujeres

Una vez terminado su cargo en el equipo de Alvar Cabeza de Vaca al frente de la Secretaría de Seguridad Pública de León, en el año 2009, Guillén se integra al municipio de Romita, donde ocupó el puesto de Director de Policía. Fue destituido en 2011 por abuso de autoridad.

En la sesión del viernes 27 de mayo del 2011, la mayoría de los regidores del Ayuntamiento romitense, aprobaron la destitución del Director de Seguridad. Incluso, un grupo de ciudadanos asistieron a la sesión para exigir el cese del funcionario acusándolo de abusos de autoridad cometidos durante diferentes detenciones.

En los reportes de la prensa, se señala que Ofelia Rangel Pacheco, entonces regidora del PRI, informó que la destitución de Jorge Guillén se dio debido a que existían quejas por abuso de autoridad, además de denuncias por supuestos golpes a mujeres, robo de bienes y detenciones injustificadas.

En su momento el otrora Secretario del Ayuntamiento de dicha localidad, Salvador Molares Venegas, puso en tela de juicio las quejas en contra de Guillén Rico, pero el acuerdo de destitución fue aprobado por mayoría de votos en un gobierno panista.

La oposición del Ayuntamiento argumentó también que pese al llamado para que este compareciera ante el Cabildo y diera resultados, este nunca se presentó.

Posible “cómplice”

Hasta donde se sabe, desde que le aplicaron las pruebas de control y confianza reprobadas en 2012, Jorge Guillén Rico no había desempeñado ningún cargo público. Pero en octubre de 2015, entró a la administración de Héctor López Santillana junto con el Secretario de Seguridad, Luis Enrique Ramírez Saldaña y Oswaldo Jiménez Arcadia, director de la Policía Municipal.

A casi 10 meses de regresar a la administración pública, Guillén Rico se vio envuelto en otro escándalo, en el que ya no era él el agredido por una bala, sino señalado como quien cubrió al policía que detonó un arma de fuego, quitándole la vida a un menor de edad, en la colonia Los Castillos.

Un medio impreso reveló un audio en el que dos policías confirman que fue uno de sus compañeros el que disparó en contra de César de apenas 17 años de edad y describen que al acusado le ganó el coraje por lo que accionó el arma y le disparó.

En la actualidad, las cosas para Guillén cambiaron cuando el pasado 16 de noviembre, Jiménez Arcadia fue despedido de su cargo. El presidente municipal Héctor López Santillana anunció el cambio y el nombramiento en la persona de José Carlos Ramos Ramos, quien fue agente de la Policía Ministerial y se desempeñaba como Comisario en Jefe de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE).

El alcalde explicó entonces que pese a los esfuerzos de la Secretaría de Seguridad Pública de León, los indicadores de algunos delitos no daban buenos resultados, en especial los que se relacionaban con la Policía Municipal.

La distancia y rivalidad entre Ramos y Guillén era bien conocida entre los miembros de la corporación. Este viernes 3 de marzo, tras tres meses y medio, finalmente se le dio de baja.

Con información de Zona Franca

Compártelo

Más de:

Déjanos tu comentario