El auge ‘huachicolero’ sólo es posible con la complicidad de trabajadores de Pemex.

24/06/2017 Comentarios

-Además por la falta de colaboración de la empresa para combatir el delito

Guanajuato Gto. – La gran escalada en Guanajuato de tomas ilegales en los ductos de PEMEX, provocó que el director de esta ‘Empresa productiva del estado’, José Antonio González Anaya, se dignara visitarnos para asumir su responsabilidad.

En el marco de esta reunión se dieron a conocer que, en los primeros cuatro meses de 2017, las ‘ordeñas’ en Guanajuato fueron 659, una cantidad muy superior a las habidas en Puebla, 460, que había sido la entidad que históricamente había ocupado el primer lugar nacional.

El incremento en las tomas clandestinas sugiere que 2017 puede cerrar con un mayor número que el año pasado, cuando fueron mil 300.

El deshonroso primer lugar de Guanajuato significa 5.4 perforaciones diarias, en promedio, lo mismo en Puebla que en Guanajuato y otros estados, la denuncia ha sido reiterativa.
Aseguran los involucrados que el auge ‘huachicolero’ sólo es posible con la complicidad de trabajadores de Pemex, así como por la falta de colaboración de la empresa para combatir el delito.

Los acuerdos en el marco de esta reunión fueron significativos, precisamente por tratarse del Grupo de Coordinación Guanajuato, el cual se dedica a temas de Seguridad.
Se acordó que no se dieran mayores detalles, pero trascendió que tiene dos vertientes, el combate al robo y la persecución al comercio de lo robado.

El director general de Petróleos Mexicanos, José Antonio González, Anaya afirmó que se redoblarán esfuerzos para vigilar las instalaciones de Pemex, los ductos y terminales, agregó que se analizarán los mercados a donde se está llevando el combustible.
Informó que en la reunión privada que sostuvieron el gobernador Miguel Márquez y los integrantes del Grupo de Coordinación de Guanajuato, fue con el fin de acordar acciones para combatir el robo de combustible.

González Anaya añadió que se trabajará en dos frentes en Guanajuato, con acciones coordinadas entre el gobierno del estado y las instancias federales, encabezadas por Pemex, la Secretaría de Hacienda y la Procuraduría General de la República (PGR), para enfrentar el tema del mercado ilegal de combustible extraído de los ductos de la empresa.
Miguel Márquez insistió en que se ataque la impunidad, pues dijo que el robo de combustible no se puede tratar como un delito del fuero común, pues detrás está la delincuencia organizada.

“En ese sentido, queremos que se trate como tal, que enfrenten el proceso bajo la privación de su libertad aquéllos que son detenidos por este tipo de delitos; y por otro lado hemos detectado el uso de armas de uso exclusivo del Ejército y queremos también que sigan su proceso en privación de libertad”.

En entrevista, el gobernador sostuvo que la petición fue que Pemex se involucre de manera directa, por lo cual se llevarán a cabo reuniones cada 15 días, en las que se analizarán los temas de extracción de hidrocarburos y tomas clandestinas.

Finalmente reconoció que Guanajuato es número uno a nivel nacional en robo de combustible, aunque señaló que ya es mucho menor el volumen hurtado, “inclusive el volumen de extracción ha bajado con respecto al año pasado; estuvimos planteando algunas estrategias de manera conjunta.

Compártelo

Más de:

Déjanos tu comentario