Rastro de Valle descarga desechos a canal de riego

25/03/2018 Comentarios

Preocupados por la notable contaminación en la zona, los vecinos de Las Haciendas piden solución al problema

Valle de Santiago, Gto.- El rastro de Valle de Santiago descarga las aguas residuales que generan de sus procesos de matanza a un canal de riego de cultivos.

En el lugar se puede observar el agua contaminada con sangre y residuos de carne de cerdo. Los vecinos del fraccionamiento Las Haciendas aseguran que durante la época de calor es cuando más se percibe la contaminación porque además de generar fauna nociva como ratas y gusanos, hay intensos olores desagradables que invaden la zona.

Rastro-Valle-2

Además, los habitantes de dicho fraccionamiento denunciaron a correo que esta contaminación es común y han acudido ante diferentes instancias para que el problema sea resuelto, sin embargo, éste persiste y recordaron que hace poco la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) clausuró el rastro pero lo volvieron a abrir.

Alrededor de la 1 de la tarde de ayer, sobre la prolongación Arteaga, calle que actualmente está en construcción se observó un riachuelo de sangre y residuos de carne de cerdo que salían de un tubo de drenaje del rastro municipal.

Ahí algunas garzas se acercaban para comer los pedazos de carne que salían a la superficie, mientras el caudal seguía hacia la parte baja por el canal que se ubica entre el camino o calle prolongación Arteaga y hacia los cultivos de cebada. Este riachuelo de sangre se extiende en por lo menos unos 600 metros del canal de riego, que desemboca en el dren de La Gachupina, que a su vez llega al río Lerma.

Por lo que se estima que hay una fuerte contaminación a la flora y la fauna de la zona, sin embargo, para los transeúntes es normal este panorama, porque indican que así siempre ha sido y nadie ha hecho nada para resolverlo.

Rastro-Valle-3

“Incluso más adelante ese misma agua se revuelve con el agua para regar cultivos de tallo alto y así los riegan”, aseguró un vecino que no quiso proporcionar su datos por temor a represalias, “no quiero problemas, ya ve que luego a uno le niegan todo, pero la verdad es que esto es un verdadero foco de infección”, aseguró el entrevistado.

Aceptan que falta de planta de tratamiento

Luego de documentar la contaminación que se genera, correo acudió a las instalaciones del rastro donde Javier Arredondo se presentó como encargado del personal y dijo que el director del establecimiento no se encontraba. Al preguntarle porqué el rastro descarga las aguas con sangre y excremento al canal, declaró que no tienen planta de tratamiento y así ha sido desde que comenzaron operaciones.

Además reconoció que siempre las han descargado sin tratamiento, no dio más información pues dijo que ésta sólo la puede proporcionar el director del rastro.

Por otro lado, el secretario del Ayuntamiento Guillermo Galván también fue cuestionado sobre este tema y dijo desconocerlo e incluso ofreció compartir el número de teléfono del titular del Rastro municipal para que sea él quien aclare esta situación, no obstante, hasta el cierre de esta edición el secretario no proporcionó el número telefónico.

Clausurado en 2016

En la primera quincena del mes de junio del 2016, la  Cofepris ordenó un cierre parcial del rastro por realizar la matanza de reses y cerdos en condiciones insalubres.

En ese entonces, Luis Manuel Arredondo, director del rastro, dijo que desde  el inicio se trabajó para subsanar las observaciones que realizó la Secretaría de Salud, principalmente que después de la matanza de los animales, éstos no tocaran el piso, que el faenado de los animales fuera vía aérea, incluso dijo que ya se estaba por concluir un sistema para que una vez sacrificada la res, ésta se eleve y ya no toque el piso. En este rastro se tiene una matanza de entre 100 y 110 cerdos los fines de semana y entre 60 y 70 entre semana; así como unas 60 reses por semana.

Compártelo

Déjanos tu comentario