Contra Retrato

13/09/2018 Comentarios

Muchas explicaciones tiene que dar el secretario de Seguridad acerca de los sucesos en los que fueron asesinados cuatro policías, dos de ellos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado, FSPE.

La mañana de ayer, dos agentes de la Policía de Jaral del Progreso fueron asesinados, y por la tarde, en Villagrán, dos integrantes de las FSPE. El tratamiento, empero, fue altamente contrastante.

Porque mientras a Jaral sólo acudieron dos patrullas de la Policía de Yuriria, a Villagrán fueron efectivos de las FSPE, de la Procuraduría de Justicia del Estado y de la Federación, incluso con un helicóptero.

Adicionalmente, el caso de los elementos de las FSPE exige explicaciones públicas urgentes, dadas sus negativas implicaciones.

Porque los asesinados viajaban en un vehículo oficial, sin uniforme y con cervezas. En el ataque falleció el director del Mando Único de Apaseo el Alto.

Álvar debe informar qué pasó con su presunción de que todos los elementos de las FSPE han aprobado los exámenes de Control y Confianza, y qué con sus procesos de calidad y fortalecimiento.

Hay que consignar, además, que cuatro agentes policíacos asesinados en un día son demasiados. Y lo es más la cifra que se alcanza con ellos en lo que va del año: 53.

Es alarmante esta labor asesina contra agentes de la ley. Y muy escandaloso que ninguna autoridad explique qué está pasando y por qué.

Inf: Periódico Correo 

Compártelo

Déjanos tu comentario