En pro de erradicar los abusos: Obispos chilenos se reunirán con el Papa esta semana

12/05/2018 Comentarios

El papa Francisco se reunirá del 15 al 17 de mayo en el Vaticano con los obispos chilenos en el marco del escándalo desatado por los casos de pederastia y encubrimiento dentro de la Iglesia chilena, precisó este sábado la oficina de prensa de la Santa Sede.

La nota confirma las fechas de la reunión convocada por el mismo Papa en una carta pública en el pasado mes de abril.

“El Santo Padre, interpelado por las circunstancias y los desafíos extraordinarios que plantean los abusos de poder, sexuales y de conciencia, ocurridos en Chile a lo largo de las últimas décadas, considera necesario examinar en profundidad sus causas y consecuencias, así como los mecanismos que han llevado en algunos casos a su encubrimiento y a las graves omisiones hacia las víctimas”, explica el comunicado del Vaticano.

El pontífice argentino “compartirá sus conclusiones personales derivadas de la reciente misión especial a Chile confiada a monseñor Charles Scicluna, arzobispo de Malta, y al padre Jordi Bertomeu, de la Congregación para la Doctrina de la Fe”, precisa la nota al referirse al informe especial realizado a pedido de Francisco por los expertos del Vaticano en pederastia dentro de la iglesia.

En la nota, el Vaticano recuerda que el Papa ha escuchado “numerosos testimonios orales y escritos”, al referirse a los encuentros celebrados en la residencia papal con las víctimas del padre Fernando Karadima, condenado en 2011 por el Vaticano a una vida de “oración y penitencia” luego de que la justicia chilena declarara prescriptos los cargos en su contra.

En las reuniones participarán 31 obispos diocesanos y auxiliares y dos obispos eméritos, precisó el comunicado.

El Papa estará acompañado en las reuniones por el prefecto de la Congregación para los Obispos, el cardenal canadiense Marc Ouellet.

La cita es determinante para el clero chileno, ya que podría incluir la remoción de varios jerarcas, en un claro mensaje de intolerancia por parte del papa Francisco hacia abusos sexuales dentro de la milenaria institución.

“El objetivo de este largo ‘proceso sinodal’ es discernir juntos, en la presencia de Dios, la responsabilidad de todos y cada uno en esas heridas devastadoras, así como el estudio de los cambios adecuados y duraderos que impidan la repetición de actos siempre reprobables”, precisa la nota vaticana.

“El Santo Padre agradece la disponibilidad de sus hermanos obispos a ponerse a la escucha dócil y humilde del Espíritu Santo y renueva su petición al pueblo de Dios en Chile a continuar en estado de oración para que tenga lugar la conversión de todos”, concluye el comunicado.

La oficina de prensa de la Santa Sede adelantó que Francisco no tiene previsto dar declaraciones ni durante ni después de las reuniones, “que se desarrollarán en estricta confidencialidad”, recalcó.

Los religiosos llegarán al Vaticano cumpliendo un llamado del pontífice en una carta en la que reconoció haber “incurrido en graves equivocaciones de valoración y percepción de la situación, especialmente por falta de información veraz y equilibrada”, sobre las denuncias de encubrimiento de abuso sexual contra el obispo de la localidad de Osorno, Juan Barros, que medios locales afirman ya estaría en Europa.

Según la página web sobre noticias vaticanas Il Sismografo, el cardenal Javier Errázuriz, arzobispo emérito de Santiago de Chile, miembro del consejo de nueve cardenales que asesora al Papa en sus reformas, asistirá a las reuniones con el pontífice.

El cardenal fue acusado por las víctimas de Karadima de obstaculizar la investigación canónica contra el cura.

Con información de: La Jornada 

Más de:

Déjanos tu comentario