Daños irreparables en el centro histórico de Uriangato, no le dan mantenimiento desde hace años

10/01/2017 Comentarios
Daños irreparables en el centro histórico de Uriangato

-Las estructuras antiguas presentan daños en todos los portales, los gobiernos municipales sólo se han preocupado en pintar las fachadas.

-La humedad, comerciantes y algunos otros factores han hecho grandes daños en las estructuras históricas.

Uriangato, Gto.- El centro histórico del municipio se encuentra en pésimas condiciones, esto debido a que los comerciantes ambulantes se han encargado de dañar los pilastrones cada año, además el piso se encuentra lleno de chicles que tiran los ciudadanos en la zona, y las fachadas sólo lucen bien cuando se pintan, aunque también se están desmoronando.

Pero ese no es el problema, la cuestión es que las últimas tres administraciones públicas que han pasado por el pueblo, contando la última de Tanao, no se han dado a la tarea de aplicar una remodelación en la zona, puesto que toda la edificación se encuentra en pésimas condiciones.

Basta con voltear a ver los pilastrones que se están cayendo a pedazos porque los comerciantes cada fin de semana cuelgan sus lonas y puestos de esas mismas bases, ocasionando el serio deterioro de la cantera.

Daños irreparables en el centro histórico de Uriangato

El piso debería ser color rojo, pero desde hace años los chicles que arrojan los ciudadanos en los portales han convertido al camino en una senda negra, donde no se alcanza a apreciar la cantera del material con el que se construyó.
Los ciudadanos llevan ya más de 10 años quejándose del hecho pues durante la administración pasada no se pintó ni se realizó intervención alguna para rescatar el centro histórico.

El año pasado, el gobierno de Carlos Guzmán Camarena, a través de las direcciones de servicios públicos, obras y desarrollo social presentaron un enorme proyecto con el que se remodelaría el centro histórico de la ciudad.

Daños irreparables en el centro histórico de Uriangato

No obstante al pasar de los meses al parecer se les perdió u olvidó el tan anhelado proyecto que presentaron con bombo y tarola.

Únicamente se dedicaron al pintado de las fechadas, retiraron las telarañas del techo y esa fue la magnífica remodelación en la que se invirtieron miles de pesos.

El hecho contrasta con las pésimas condiciones que se pueden observar a lo largo de los portales, el jardín principal, la presidencia en sí y el atrio del templo de San Miguel Arcángel.

Al parecer el INAH no se ha acercado a hacer una revisión en la zona, ya que algunos comerciantes violan la ley de dicho instituto cuando instalan sus puestos ambulantes, asunto que es motivo de sanción, aunque como todos son amigos de Tanao, pues se hacen de la vista gorda.

Compártelo

Más de:

Déjanos tu comentario