Moroleón y Uriangato se están quedando sin mano de obra textil

13/10/2017 Comentarios
hqdefault

-Los talleres son cada vez más y por malos tratos de los empresarios los ciudadanos deciden emprender su propio negocio.

-Se está creando un problema muy grave en la industria que repercutirá en la economía local de forma importante.

Moroleón/Uriangato.- La competencia textil con los productos chinos que van ganando terreno en la región ya no es uno de los principales problemas con los que deben lidiar los grandes productores textiles de los municipios conurbados, ahora los malos tratos y las pocas prestaciones que ofrecen están orillando a las personas a crear sus propios negocios y la mano de obra se ha vuelto escaza, ya muchas personas mejor se dedican a otras cosas por las condiciones en la que trabajan en los grandes talleres.

6a6b0f6e-c4a6-492a-ab9c-c5f7906e4b51

Si bien el mercado de productos chinos ha avanzado hasta un 40 por ciento de penetración en la industria textil, ahora los productores de marcas importantes no les pueden competir porque se están quedando sin trabajadores debido a los malos tratos que les dan y a las nulas prestaciones que se tienen.

El problema es más grave de lo que se cree al poder observar cómo muchas empresas han decidido trasladar una parte de sus talleres a municipios como Yuriria, donde aceptan a gente sin experiencia y les pagan mucho menos con el fin de seguir produciendo, esto ocasiona que la economía local se ve mermada por los mismos empresarios que contribuyen a esto, pero no se han dado cuenta.

Las direcciones de desarrollo económico de Moroleón y Uriangato se encuentran llenas de solicitudes de apoyos para emprender y lo más solicitado es maquinaria textil con la que los ciudadanos pretenden emprender su propio negocio de producción de ropa, pero que no tienen ni la menor idea de cómo funciona el negocio en su totalidad y terminan maquilando a talleres más grandes haciendo de los costos de producción un proceso más caro que se ve reflejado en los precios estas temporada.

1e314663-1407-4342-ad11-311e111d0db1

El problema parece apenas iniciar con cientos de personas saliendo de los talleres porque son maltratados por los patrones y aunque algunos buscan dedicarse a otras cosas, la mayoría sigue con la visión de emprender su propio negocio, dejando a los grandes fabricantes sin mano de obra, por lo que optan por dirigirse a otros municipios donde pagan menos, pero la producción es de mucho menor calidad.

Compártelo

Déjanos tu comentario