Cucarachas y ratas infestan la ciudad; crecen en número y tamaño

11/11/2017 Comentarios
WhatsApp Image 2017-11-11 at 10.08.05

Yuriria,Gto.- Cada vez que la lluvias terminan, cientos de ratas y cucarachas son arrastradas de coladeras, jardines y montones de basura, lo que las deja expuestas, muertas y hacinadas en la superficie.

Al pasar la contingencia, se devela la nueva realidad de la fauna nociva en la ciudad, en especial el aumento en su población, incluso donde ya habían fumigado, y peor aún, han cambiado su tamaño y aspecto.

Dr.Rafael Gutiérrez ,director del CAISES, explicó que ya no son las “ratitas” de antes, y hoy en día alcanzan un tamaño parecido al de un conejo, debido a la alimentación que tienen en la ciudad, que se basa en restos y sobras de comida chatarra que encuentran en la calle o en la basura.

Las ratas, pese a lo repugnante que son para muchas personas, son seres vivos, cuyos organismos resienten el desequilibrio nutricional, y si comen muchas grasas, se ve reflejado en su complexión”, indicó.

Descartó que esto provoque un cambio en su comportamiento y sean más agresivas, al contrario, dijo, son más torpes y pesadas al caminar, ya que siguen teniendo las mismas patitas a las que se les dificulta cargar el peso.

Aunque no hay un conteo exacto de la cantidad de animales de esta categoría que pululan por las calles, las autoridades reconocen que son un foco de infección. Jardineras en parques o camellones y las coladeras son sus principales refugios, y si existen cerca puestos de comida, comercio ambulante o basura acumulada, aumenta su presencia y el riesgo a la salud de la población.

La Secretaría de Medio Ambiente en estado informó que los roedores son un riesgo para la salud pública ya que transportan microorganismos, y cuando entran en contacto con alimentos dejan bacterias que pueden provocar enfermedades gastrointestinales como salmonella o amibas.

En el caso de las cucarachas, estiman que por cada una que se ve en calle, hay al menos mil más escondidas en rincones, tubos, coladeras, botes de basura, grietas y rincones. Estos bichos son transmisores de enfermedades como tifoidea, dermatitis e infecciones intestinales, entre otras.

Francisco Martínez, especialista en exterminio de plagas y fauna nociva, explicó que en los últimos años han batallado más de lo normal, pues antes, con la sola colocación de trampas o la dispersión de químicos, morían o se alejaban casi definitivamente.

Ahora usamos productos químicos más fuertes porque las cucarachas ya no se mueren a la primera. Con las ratas ha sido todo un tema porque las trampas son insuficientes y luego vienen muy grandes y no se pegan en las trampas, no caben por los orificios y tampoco se mueren, sólo quedan machucadas y es un problema para el dueño del lugar encontrarlas así”, dijo.

Compártelo

Déjanos tu comentario