Alarmante escasez de elementos de seguridad pública en el sur del estado, anuncios de reclutamiento lo confirman

10/01/2018 Comentarios
b1642002-157c-4596-b44b-3a86ef668ae4

-Otro duro golpe que ha traído consigo la inseguridad en la zona sur de Guanajuato es la deserción de agentes de seguridad pública tanto municipal como de fuerzas del estado.

-Los ataques a policías han sido una de las principales razones por las que muchos han decidido renunciar.

Zona sur de Guanajuato.- Desde que comenzó la ola de violencia y guerra entre los grupos delictivos en los municipios del sur del estado, la inseguridad no ha hecho más que aumentar en todos los sectores de la sociedad, situación que ha llegado a alcanzar a las mismas autoridades, mismas que se han quedado sin elementos activos por el miedo a que el crimen organizado los corrompa o termine con sus vidas.

Para nadie es desconocido que en municipios como Salvatierra, Salamanca, Valle de Santiago, y hasta Yuriria muchos elementos de policía han abandonado sus cargos por el temor que la inseguridad generalizada les hace sentir, y es que para nadie son tampoco ajenos los casos de ataques armados y ejecuciones a agentes de seguridad pública tanto municipales como estatales, se habla también de mucha corrupción en estas organizaciones y por eso muchos prefieren abandonar el barco antes de que sea muy tarde.

El gobierno estatal en un intento desesperado por tomar el control que perdió desde hace ya casi un año, inició una campaña de publicidad y anuncios que buscan de cualquier manera reclutar a nuevos elementos a las fuerzas de seguridad pública del estado, o a las comandancias municipales, el principal atractivo que ofrecen son los “supuestos” sueldos competitivos, prestaciones y otras ventajas.

Se pueden observar a lo largo de todo el sur del estado carteles en las direcciones municipales de policía que invitan a formar parte de la SSPE y en las carreteras de la región sur también se ven espectaculares que de forma deliberada y desesperada buscan nuevos elementos que puedan integrarse a la seguridad regional, pues actualmente es evidente que no se dan abasto con toda la ola de violencia que lleva más de un año sacudiendo la zona sur.

Así las cosas en esta parte del estado, números rojos que no sólo afectan a la sociedad y los habitantes de los municipios, sino hasta a las autoridades, un hecho que ya se les salió de control y quieren resolver cuando ya es muy tarde, hasta el ejército ha tenido que entrarle al quite y empezar a patrullar algunas zonas de conflicto, pues la policía ya no es garantía de seguridad como lo piensa mucha gente.

Mientras el problema sigue, la violencia no para, ni parará con la guerra que parece no tener fin entre los grupos delictivos que ya han penetrado de manera sustancial en todos los aspectos sociales de la zona sur del estado.

Compártelo

Déjanos tu comentario