Dejó Jorge Ortiz su cargo con los índices de asaltos y robos más altos de los últimos tiempos y así se quiere reelegir

26/04/2018 Comentarios

-El presidente municipal que busca la reelección lleva casi tres años solapando los asaltos y robos a casa habitación en el municipio.

-Recientemente fueron muy sonados dos de los miles de casos que suceden en cuestión de asaltos en Moroleón, los ciudadanos exigen acción de las autoridades.

Moroleón, Gto.- El pueblo feliz se ha comenzado a dar a conocer como el pueblo de los robos, pues desde que Jorge Ortiz inició su mandato en la presidencia, la policía ni siquiera ha podido detener tras las rejas a ningún amante de lo ajeno, esto se lo han lavado bien fácil diciendo que porque la gente no denuncia, aunque también se sabe que se ha venido solapando a los asaltantes y rateros y ahora la situación se les salió de control.

Son miles los casos de asaltos y robos que se han dado en esta administración, tanto que han alcanzado cifras record comparadas con las de los últimos años, la ciudadanía ha comenzado a pensar que en Moroleón no hay mano dura de las autoridades y que las fuerzas de seguridad de nada sirven porque no protegen en lo más mínimo al pueblo.

Lo preocupante del asunto es también que el municipio se benefició con más de 10 millones de pesos por el programa nacional de fortalecimiento de la seguridad, pero los índices delictivos sorprendentemente se han elevado en más de 100 por ciento.

Ya nadie quiere ir al banco a sacar dinero, cargar con grandes cantidades de recurso o transitar por calles solas porque ahora hasta a plena luz del día se hacen víctimas de los maleantes sin control que hacen de las suyas y que ya ni tienen vergüenza de que los vean, porque la policía brilla por su ausencia en estos casos, no detienen a nadie y ni siquiera se ponen a investigar bien los hechos.

El problema es mucho más grande de lo que parece porque los índices de inseguridad también se han disparado, lo que sería una total burla que el aspirante a la alcaldía por segunda vez consecutiva Jorge Ortiz le prometa al pueblo durante su campaña que va a resolver el problema de la seguridad que él mismo propició y al cual hasta apoyó por solapar tanto tiempo a los rateros que ahora no pueden ser controlados.

La gente está cansada y se siente insegura por los miles de robos hasta a casa habitación en la mancha urbana, ya hasta se dan el lujo de entrar y someter a los habitantes como sucedió en la calle Allende donde hasta amarraron a los inquilinos para poder robar a gusto, y la policía bien gracias.

El pasado martes hombres armados terminaron con la vida del dueño de una tienda de abarrotes por resistirse al asalto, pero la investigación de la policía y las autoridades se limitó a saber por qué se resistió al asalto esta persona y no a dar con los responsables.

Asimismo el día de ayer un hombre murió producto de un fuerte golpe en la cabeza por querer defenderse de un robo a su propio domicilio, hecho que le causó la muerte por parte de los delincuentes.

Pero hasta ahora no ha habido ningún detenido y todos los ratas andan libres pudiendo hacer lo que ellos deseen, mientras Jorge Ortiz planeando su campaña con un descaro como pocos, porque dejó la presidencia con un municipio hundido en problemas.

Compártelo

Más de:

Déjanos tu comentario