Cierran campañas electorales, ni los presidentes actuales ni los candidatos hablaron de la inseguridad

25/06/2018 Comentarios

-Con lo que acaba de pasar en el levantón de 9 policías en Uriangato Tanao volteó la vista a otro lado, los candidatos tienen miedo hablar del tema.

-Los asaltos y robos en Moroleón están a la orden del día, pero Jorge Ortiz nunca se preocupó por el tema y los candidatos mejor se hicieron de oídos sordos cuando los ciudadanos los cuestionaban.

Moroleón/Uriangato, Gto.- Estamos a unos meses de que la actual administración de los dos municipios vecinos llegue a su fin, dos gobiernos que han desatado los índices de inseguridad a cifras nunca antes registradas, la población de estos dos pueblos ya no se siente segura, y todo porque los dirigentes actuales ya no hacen nada, absolutamente nada para solucionar el problema de seguridad que viene sufriendo la zona metropolitana desde hace años.

Qué se puede esperar de las propuestas de los candidatos sobre la inseguridad, si ni siquiera los mismos mandatarios municipales han hecho nada para resolver uno de los principales problemas que presenta la región y que afecta a todos los ámbitos sociales.

Jorge Ortiz solapó el robo de los comercios en la zona centro, los asaltos en las calles y a plena luz del día, una ola de inseguridad que no se había registrado antes, pero el presidente nunca hizo nada para reforzar la seguridad, hasta los mismos policías son cómplices de los ladrones y los dejan libres en unas horas cuando son detenidos.

En Yuriria el fin de semana pasado ocurrió el lamentable hecho del rapto de 9 policías municipales que laboran en Uriangato y unas horas después fueron abandonados amarrados a bordo del vehículo en el que iban, pero uno ya no regresó, todo esto ha causado gran expectativa y enojo por parte de los oficiales del pueblo, quienes se sienten olvidados y defraudados porque no les dan un trato justo.

Pero el coraje más grande de los agentes fue el actuar del presidente que se anda queriendo reelegir, Carlos Guzmán supo desde los primeros minutos del levantón de los policías, pero le ordenó a Humberto Cerrillo Godínez director de la policía municipal que no hiciera nada, que se callara y no diera a conocer lo que horas más tarde se supo, eran policías de Uriangato y nadie dijo nada.

Los están queriendo callar y ocultar las cosas a como dé lugar, ya tuvieron una reunión con ellos y el ayuntamiento, les prometieron como siempre aumento de sueldo y más prestaciones para que se callaran y no dijeran la crisis en la que se está metiendo la corporación.

Con promesas falsas y declaraciones sin sentido los presidentes de los dos municipios han ido tratando de opacar un poco el tema de la inseguridad en la ciudadanía, pero en sus campañas no hablaron nada del tema ni siquiera propuestas tienen para arreglar el problema que ellos mismos dejaron que se les saliera de control.

Los candidatos, asustados por el hecho, no le quieren entrar al tema y mejor lo omitieron de sus campañas y de sus discursos, pero la gente ya está cansada de tanta inseguridad, misma que no se ve vaya a parar pronto.

Compártelo

Déjanos tu comentario