Rastro de Uriangato se queda sin remodelación, no se tienen los recursos para hacerlo metropolitano

29/06/2018 Comentarios

-Debido a que es el único rastro municipal de la zona metropolitana, ahora tendrán que invertirle más a la remodelación, pero se recortaron los fondos metropolitanos.

-CONAGUA y el estado les exigen que el rastro se convierta en metorpolitano, pero no será posible en mucho tiempo.

Uriangato, Gto.- El proceso de remodelación del rastro municipal cambió completamente desde que se presentaron diversos factores en la región, como lo es el recorte de los fondos metropolitanos en un importante porcentaje de casi el 80%, así como la negativa de Moroleón y Yuriria de tener sus propios mataderos, es urgente ya un rastro metropolitano como lo dictaminó el gobierno del estado, pero no hay ni recursos ni coordinación entre los tres gobiernos, se necesitan más de 8 millones pero no hay de dónde sacarlos.

Otro de los problemas a los que se enfrenta la remodelación de rastro de Uriangato es la negativa de los tablajeros de Moroleón y Yuriria de acudir hasta ese municipio a realizar el matadero de sus animales, dicen que son muchas molestias y gastos y por eso es que se realiza la matanza ilegal en estos territorios.

Los tablajeros también dicen que los inspectores de rastro de Uriangato se aprovechan de estas condiciones y les cobran multas a los tablajeros foráneos de cualquier cosa y las deben de cubrir porque no hay otro rastro en la región.

Otro problema son los gobiernos municipales de Jorge Ortiz en Moroleón y Gerardo Gaviña en Yuriria, que no han querido entrarle a la construcción de un rastro en sus territorios, no tocan el tema, no les importa qué tipo de carne están consumiendo sus ciudadanos y si los tablajeros de sus tierras hacen las cosas apegadas a las normas de ley y de salud.

Mientras tanto el rastro de Uriangato sigue igual que antes, contaminando a más no poder el canal de Huahuemba y por ende el lago de Yuriria, la planta tratadora se agua sigue sin funcionar y las instalaciones siguen sin cumplir las normas establecidas por el gobierno estatal y federal, pero esto parece no importarle a ninguno de los alcaldes metropolitanos porque ni siquiera se han reunido a platicar el tema.

Compártelo

Más de:

Déjanos tu comentario