Obras empezadas de la administración actual, en riesgo de que se queden a medias.

10/07/2018 Comentarios

-Con la derrota de Tanao en Uriangato, muchas personas remarcan la incertidumbre de que las cosas se queden a medias.

-Hay obras como las banquetas de la Leovino Zavala, las del Bulevar Juárez, la calle Francisco Márquez, y la remodelación de la presidencia que están en duda de que se temrinen.

Uriangato, Gto.- Como veía venirse por el hartazgo social del pueblo, el aún presidente municipal perdió en su contienda por la reelección para tres años más de gobierno, pero eso no fue motivo de alegría para los ciudadanos, sino todo se convirtió en una molestia, pues durante la campaña de Carlos Guzmán El Tanao se hizo un arranque de obras sin precedentes, una tras otras, como nunca había sucedido en los años pasados de su propia administración.

La molestia del pueblo en general se da en el momento en el que llegan las dudas de si se terminarán dichas obras o no, porque muy tranquilo se irá el presidente con el bigote más caro del sur del estado y llegará Anastasio Rosiles como nuevo mandatario, pero con muchas obras dejadas a la mitad de su proceso y a la expectativa de si se dejó recurso para continuarlas, porque hasta eso le da miedo a la gente.

Autoridades municipales juran que para el día en el que Tanao deje la presidencia, se tendrán terminadas todas las obras que se arrancaron recientemente en toda la urbe, pero de eso la gente piensa lo contrario.

En las banquetas de la Leovino Zavala van retrasados por las lluvias y porque TELMEX no les dio permiso para retirar los postes de la acera y en lugar de meter máquinas excavadoras, tuvieron que sacar todo el material a mano y los locatarios y vecinos no creen que se termine a tiempo y menos a finales de septiembre como dicen.

La remodelación de la presidencia arrancó hace poco y se promete que quede lista a principios de octubre, una obra que la gente dice arrancó bien con mucha gente trabajando y haciendo de todo, pero que al pasar los días se fue disminuyendo el ritmo a tal grado que luego de la derrota de Tanao de la nada de dejó de trabajar en la obra y la gente dice que no quedará lista ni en diciembre.

Como los ejemplos anteriores hay muchos en todo el pueblo y los más afectados son los ciudadanos que supuestamente saldrán beneficiados con estas obras y que viven en el cuestionamiento de si se terminarán o no esos trabajos o si Tanao dejará todo a medias y se irá muy a gusto.

El presidente Tacho Rosiles que llegará a la silla maldita este octubre próximo tendrá muchos retos para poder continuar las obras que al parecer Carlos Guzmán le va a dejar y sin recursos para seguir con los proyectos, estaremos al pendiente del asunto.

Compártelo

Más de:

Déjanos tu comentario