Jorge Ortiz se queda con el mismo equipo corrupto 3 años más, la gente está harta de los mismos robos de siempre

08/10/2018 Comentarios

-Ya llevan 6 años robándole al pueblo y van por más, muchos se han hecho ricos a costa del erario público y no tienen llenadera.

-Regresa el iniciador de la corrupción en el municipio, Martín Millán a seguir robando como lo hizo con Vicente Villagómez.

Moroleón, Gto.- El pueblo feliz del sur del estado está a 3 años de convertirse en el pueblo del disgusto, pues ya se comprobó que el presidente reelecto Jorge Ortiz no hizo caso a las peticiones de los habitantes de quitar a todos los corruptos de su gabinete y para el colmo de su cinismo y nula vergüenza que le ha quedado, sólo va a cambiar a algunos directores de lugar para que no se vea más de lo mismo, pero son los mismos funcionarios corruptos los que van a repetir otros 3 años.

La gente ya está harta de los mismos rateros de siempre y se lo dijeron a Jorge en campaña para que los quitara de sus lugares, cosa que prometió, pero son más fuertes los compromisos políticos que se tienen, porque también prometió entregar más de 5 mil calentadores solares, pero hasta ahora ni uno se ha dado, promesas al final de cuentas.

Martín Millán que entró como director de desarrollo urbano y comenzó, junto con Vicente Villagómez, el boom de la corrupción y las tranzas en el ya más que corrompido partido amarillo, ahora regresa de nuevo como director de obras públicas porque sólo él y Roberto Raya son los que saben cómo expertos eso de ordeñar a la baca y quedarse con todos los recursos.

El eterno y cada vez más millonario Roberto Raya repetirá 3 años más, pues es quien puso la mayor parte del dinero para la campaña y la compra de votos, él sigue siendo el que manda en realidad, el que más roba y el que no firma ni un documento para no mancharse en la cloaca que el mismo controla en presidencia, pues puso de regidora a Azeneth Guzmán para que siga su negocio de poner talleres de gratis con los apoyos del gobierno estatal y federal,

Azeneth Guzmán se queda como regidora para dejarle la dirección de desarrollo económico al subdirector, ese personaje que sólo apuntaba el nombre de las personas para los apoyos, pero que en realidad nunca hizo nada en estos 3 años.

El compadre del presidente que tampoco hizo nada en 3 años y de manera descarada, el peluquero Marcos Flores ahora se va de secretario particular de su propio compadre, pues debe cuidarlo de los troles que él mismo maneja para tirarle duro. Eutiomio repite como tesorero y el Tata se queda donde mismo porque los robos deben esconderse muy bien.

Azeneth se queda como regidora porque es prestanombres de Jorge Ortiz junto al que también se queda de regidor y se desempeñaba como oficial mayor José Luis Durán, el ayuntamiento seguirá maiceado como lo hizo el ayuntamiento que el miércoles se despide, pero que se va con las bolsas llenas aunque sean de otros partidos.

La más corrupta y con la definición de nepotismo encima, Azucena Tinoco Pérez, se queda otros 3 años para enriquecer a toda su familia en la nómina, hasta el novio que no sabe usar una computadora se quedará en uno de los puestos más importantes en el DIF, ella seguirá pidiendo terrenos para poder otorgar el permiso de construcción y seguirá robando a más no poder, de la nada se convirtió en una persona muy rica y va por más.

El colmo de todo esto es que el inepto y bueno para nada contralor Rogelio Duran, repetirá en esa función que nunca ha servido para nada más que para ser tapadera de todos los robos de la presidencia, seguirá cobrando por irse a sentar en sus oficinas, la ciudadanía ya ni acude a él a reportar un abuso de autoridad o corrupción porque en 3 años nunca movió un dedo para investigar las cosas y así seguirá.

Los demás directores se quedan en el mismo lugar ante el enojo de los mismos empleados de bajo nivel y ante el hartazgo tan grande que hay entre los ciudadanos del pueblo que votó por Jorge Ortiz creyendo en sus falsas promesas.

Pero como siempre el pueblo se quedará callado, con un castillo, unos cuetes y una feria mediocre nos conformamos y no alzamos la voz, mientras tanto el pueblo va avanzando mucho, peor en picada, a la verdadera ruina.

Compártelo

Más de:

Déjanos tu comentario