México dejará mesa de negociación del TLCAN si Trump cumple amenaza: Videgaray

31/08/2017 Comentarios

WASHINGTON (apro).- México se levantará de la mesa de renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), si el presidente estadunidense Donald Trump inicia el proceso de terminación del acuerdo tripartita, advirtió el secretario de Relaciones Exteriores (SRE) mexicano Luis Videgaray.

“No, creemos que la negociación tiene ya un proceso, ya estamos en una renegociación, es una renegociación que por supuesto nos tomamos muy en serio, es una renegociación constructiva y creemos que no sería la ruta correcta o una ruta viable dar por terminado el tratado”, respondió Videgaray Caso a la pregunta expresa que se le formuló en el Departamento de Estado, sobre si México se mantendría en la mesa si, como amenaza Trump, Estados Unidos inicia el proceso de finiquitar al compromiso comercial que incluye a Canadá.

En la víspera del arranque de la segunda fase de las renegociaciones del TLCAN a celebrarse en la Ciudad de México del 1 al 5 de septiembre, Trump en dos ocasiones, primero el lunes en Washington y luego este miércoles en el estado de Missouri, amagó con iniciar con el proceso de terminación del compromiso trilateral, debido a que asegura que México se está poniendo difícil en la mesa de conversaciones comerciales.

“La renegociación no es necesariamente un proceso sencillo, al contrario, es un proceso complejo, son 26 mesas de negociaciones simultáneas. Hay temas en los que encontraremos rápidamente acuerdos; otros que requerirán más trabajo, pero estamos profundamente comprometidos en una renegociación conforme al proceso establecido”, detalló Videgaray al terminar una reunión con Rex Tillerson, secretario de Estado del gobierno de Trump.

El titular de la SRE quien, con Idelfonso Guajardo, secretario de Economía, concluyó una visita de trabajo de dos días a Washington, estableció que, si el resultado de las renegociaciones del TLCAN no es benéfico para México, por obvias razones el país abandonará el proceso.

No obstante, aclaró que tiene confianza en que al final se llegue a un acuerdo que convenga a los tres países involucrados.

Al momento en que Guajardo y Videgaray se reunían con Robert Lighthizer, representante comercial de la Casa Blanca; con Wilbur Ross, secretario de Comercio; con Jared Kushner, asesor especial y yerno de Trump, y con el general H.R. McMaster, jefe del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, el presidente estadunidense, sin la actitud constructiva de la que habla el gobierno mexicano, insistió nuevamente en poner en marcha la salida de su país del TLCAN.

“Lo que acordamos es que vamos a seguir trabajando de una manera seria, en un proceso de negociación que está en marcha y, como lo dijimos el domingo pasado, el gobierno de México no va a litigar y no va a negociar ningún aspecto de la relación bilateral, incluyendo el TLCAN, a través de los medios de comunicación, o a través de las redes sociales”, machacó el canciller mexicano.

En los días previos a las reuniones comerciales en México, Trump pareciera obsesionado con el tema de iniciar el proceso de terminación del TLCAN, lo cual puede llevar a cabo con una simple notificación al Congreso federal de su país.

“La posición del gobierno mexicano es una posición seria, una posición profesional y es una posición basada en la soberanía de México y en el interés de nuestra nación”, agregó Videgaray.

De los encuentros sostenidos en la Casa Blanca con Lighthizer, Ross, Kushner, McMaster y Tillerson, Videgaray dijo que además de hablar del proceso de fases que se vienen sobre las renegociaciones del TLCAN, abordaron asuntos relacionados con temas de seguridad nacional, la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, entre otros aspectos de la agenda bilateral.

En la sesión de fotografías antes de iniciar la reunión formal a puerta cerrada con Tillerson en el Departamento de Estado, el encargado de las relaciones exteriores del gobierno de Trump agradeció la oferta del gobierno de México de ayudar en las labores de asistencia a las poblaciones en el estado de Texas y Louisiana, por las inundaciones que dejaron a su paso las tormentas tropicales generadas por el huracán “Harvey”.

Tillerson nunca aclaró si el gobierno de Trump aceptó la oferta mexicana, aunque el gobernador del estado de Texas, el republicano Gregg Abott, ya dijo que aceptaba el auxilio del gobierno de México.

Información de Proceso

Compártelo

Déjanos tu comentario