"> Mexicanos desperdician 3 de cada 10 tortillas

Mexicanos desperdician 3 de cada 10 tortillas

07/12/2017 Comentarios
5a2985b01ad65

En México cada año se desperdician 20 millones 400 mil toneladas de comida, uno de esos alimentos son las tortillas, de las cuales el 28% se desecha, así como la leche, de la que se desaprovechan 4 millones 590 mil metros cúbicos al año.

CDMX.- En México, del total de tortillas producidas cada año, el 28 por ciento no se consume y se desperdicia (3 de cada 10), de acuerdo con el Informe Pérdidas y Desperdicios de Alimentos en México del Banco Mundial dado a conocer este jueves.

El estudio señala que cada año se desperdician 20 millones 400 mil toneladas de alimento en México, que podrían reutilizarse o reciclarse.

Informó que de 79 alimentos básicos en el país, el 34.57 por ciento del total producido no se consume y va a la basura o se pierde en el proceso de transportación a centros de abasto y hogares.

Además de las tortillas, otro caso es el de la leche, de la cual se desperdician 4 millones 590 mil metros cúbicos al año.

La carne de res, uno de los alimentos más consumidos del país, también es uno de los más desperdiciados. El 35.41 por ciento se va a la basura antes de su fecha de caducidad.

El primer impacto que tienen dichas cifras es ambiental. “Producir un alimento que implica emitir cantidades grandes de dióxido de carbono, y que finalmente se vaya a la basura, significa contaminar sin ningún fin”, dijo Genaro Aguilar, investigador del IPN, quien presentó el estudio.

“Son 10 millones de kilos de dióxido de carbono al año, solo por la producción de carne de res que finalmente se va a la basura y seis millones de kilos de emisiones a la atmósfera por producir huevo que a final de la cadena va a la basura”, indicó

En total, los alimentos desperdiciados emiten 36 mil 886 millones de kilos de CO2 que equivalen a las emisiones anuales de 14 millones 754 mil automóviles, todos los vehículos juntos de la CDMX, Estado de México, Jalisco y Nuevo León.

El estudio arrojó que en la producción de los alimentos que finalmente se desperdician, se utilizan 39 mil 860 millones de litros de agua, que serviría según la Conagua para abastecer el consumo total en México durante 2.4 años.

Los alimentos desperdiciados representan una pérdida económica de 491 mil 116 millones 683 mil pesos, aproximadamente 2.5 por ciento del PIB.

En la cuestión social, si se logrará recuperar ese alimento, se podrían dar 19 kilos de tortillas a cada familia pobre del país, 3.7 kilos de carne de res, 30 litros de leche y 8 kilos de huevo, sin costo alguno y de manera semanal permanentemente.

“Esta agenda se ha convertido en un tema prioritario para el Banco Mundial”, dijo Gregor V. Wolf, coordinador de Operaciones Sectoriales de Desarrollo Sostenible del Banco Mundial. “Atender este caso coincide con las metas de alcanzar el objetivo de erradicar la pobreza extrema y de reducir para 2030 la mitad de alimentos desperdiciados”.

“Es un reto para todos, de voluntad, de trabajo y educación”, dijo con respecto a la problemática el subsecretario de Fomento y Normatividad Ambiental de Semarnat, Cuauhtémoc Ochoa, en conferencia de prensa.

“Muchas veces confundimos excedente con desperdicio. Lo llamamos ‘Riqueza en desuso’, y lo que se necesita es que ese alimento que aún puede ser consumido pese a que ya no está en las condiciones óptimas se rescate, los bancos de alimentos somos la Cruz Roja de los alimentos”, señaló Federico González, presidente nacional de Bancos de Alimentos de México.

“Las cosas como venimos haciendo a veces no necesariamente son la mejor forma en la que las podríamos hacer”, señaló Paulina Terrazas, jefa de la Unidad de proyectos Especiales de Presidencia. “Esta discusión es asumiendo que sí podemos transitar al consumo responsable y que sí podemos ser un mundo y un país sin hambre, el siguiente paso es encontrar el ‘cómo'”.

Dijo que actualmente uno de cada 5 mexicanos sufre de carencias por acceso a la alimentación. Los principales desafíos según el Banco Mundial son innovar en la parte de empaquetado y etiquetado, implementar sistemas de transporte y rastreo con Inteligencia artificial y mejorar el software de logística en el sector.

Se requiere aumentar la capacitación a lo largo de la cadena alimenticia y realizar ajustes al marco legal y de políticas para la distribución de alimentos en el mundo, concluyó el informe.

Un estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación señala que en Latinoamérica se desperdician 348 mil toneladas de comida diaria pese a que 47 millones de personas en la región padecen hambre.

Dichos alimentos podrían satisfacer a 300 millones de personas que sufren hambre en el mundo. Las principales causas que derivan en dichas cifras, según Ochoa, son las limitaciones técnicas de aprovechamiento y en instalaciones para el almacenamiento además de la pobre infraestructura en envasado.

Con información de: ElFinanciero

Compártelo

Más de:

Déjanos tu comentario