Bosques en México: El país está en el primer lugar del mundo en el manejo comunitario de bosques certificados como sustentables

14/04/2018 Comentarios

El potencial forestal de este territorio hizo que en la década de los noventa el gobierno comenzara a ayudar a las comunidades a gestionar recursos a través de una serie de programas comunitarios de incentivos y asesoría. En muchos casos, estas inversiones públicas contribuyeron a reducir la pérdida forestal y tuvieron éxito en el desarrollo del capital social, la creación de empleos e ingresos, y la promoción de la sostenibilidad forestal, de acuerdo con los reportes oficiales. Pero no fue suficiente.

En 2001 se creó la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) para ayudar a las comunidades y los pequeños propietarios a elaborar planes de gestión, restaurar las áreas degradadas, fomentar la gestión sostenible de los productos maderables y no maderables, y generar servicios ambientales. En 2013 nació el Programa Nacional Forestal (PRONAFOR) con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas dueñas o poseedoras de terrenos forestales, apoyar a la conservación de los ecosistemas, impulsar el aprovechamiento sustentable de los recursos forestales, y contribuir a mantener la provisión de bienes y servicios ambientales.

De forma paralela, la CONAFOR creó la Estrategia Nacional de Manejo Forestal Sustentable para el Incremento de la Producción y Productividad (ENAIPROS), a fin de fortalecer las empresas forestales comunitarias, incrementar la producción forestal maderable gestionada sosteniblemente, incrementar las superficies con certificación de manejo forestal sustentable, y establecer cuencas de transformación y abasto.

Del 2012 a febrero de 2018, la CONAFOR y el Banco Mundial implementaron el Proyecto Bosques y Cambio Climático, como parte del compromiso estratégico entre ambas instituciones para fortalecer la capacidad de respuesta de México ante el cambio climático, a partir de actividades forestales y del fomento del Desarrollo Rural Sustentable.

El proyecto consistió en un préstamo del Banco Mundial a México para apoyar a 4 mil comunidades forestales a gestionar sus bosques de manera sostenible, crear capital social en torno a su protección y uso sustentable, y a generar ingresos adicionales a partir de productos y servicios forestales incluida la reducción de las emisiones debidas a la deforestación y la degradación forestal.

Entre los casos de éxito del proyecto se encuentra La Trinidad, comunidad de la sierra oaxaqueña donde casi la mitad de sus habitantes trabajan en el cuidado y mantenimiento del bosque, en negocios de carpintería en los que se usa madera extraída de manera sostenible, y el funcionamiento de un albergue ecoturístico. Todos los ingresos del programa forestal van directamente a los residentes, quienes deciden cómo gastarlos. Los dos primeros años los ocuparon en pavimentar los caminos, en construir una biblioteca y un centro recreativo para los jóvenes.

Gracias a estas accione México se coloca en el primer lugar del mundo en el manejo comunitario de bosques certificados como sustentables, tanto en zonas templadas como tropicales, de acuerdo con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO).

Con información de: Animal Político 

Compártelo

Más de:

Déjanos tu comentario