Urge detener embarazos adolescentes

23/09/2018 Comentarios

CDMX.- Al año ocurren 340 mil nacimientos en mujeres menores de 19 años, lo que afecta negativamente su salud y el acceso a oportunidades, por lo que es necesario aplicar mecanismos de prevención como la serie Niñas Promedio

El embarazo en adolescentes es un fenómeno que ha cobrado importancia en los últimos años debido a que México ocupa el primer lugar en el tema, entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), con una tasa de fecundidad de 77 nacimientos por cada mil adolescentes de 15 a 19 años de edad.

De acuerdo con cifras oficiales, aproximadamente ocurren al año 340 mil nacimientos en mujeres menores de 19 años. El embarazo en los adolescentes afecta negativamente la salud, la permanencia en la escuela, los ingresos presentes y futuros, el acceso a oportunidades recreativas, sociales y laborales especializadas y de calidad y el desarrollo humano, por lo que es necesario aplicar mecanismos de prevención.

340 mil nacimientos en mujeres menores de 19 años ocurren en el país

A través de las historias de cuatro chicas que viven de manera distinta su sexualidad, la serie Niñas promedio, basada en hechos reales, busca hacer visible el problema y concientizar a los padres, adolescentes, maestros e instituciones sobre este tema.

“Lo interesante de Niñas Promedio es que nos permite tener un panorama de la diversidad de antecedentes que hay detrás del hecho de que una menor de edad y un menor de edad lleguen a ser padres casi de manera accidental, involuntaria, inconsciente, y reflejen una realidad que tiene muchas aristas y muchas condicionantes. La intención del proyecto era tratar el problema de una manera sensible, emotiva, dura, pero conmovedora, de tal manera que abriera un espacio de emoción en los espectadores para poder, si quiera, hablar del tema”, explica Mafer Suárez, directora cinematográfica de la serie.

90 por ciento de las niñas y adolescentes que habían sido madres, sólo contaban con primaria

Esta iniciativa surgió por una inquietud de la Secretaría de Educación Pública para enfrentar el problema que es de toda una comunidad, no sólo de las escuelas, sino de la sociedad, como un conjunto donde se encuentran padres de familia e instituciones.

La serie tiene como base un cúmulo de material de investigación, de datos concretos, de profundización en un ambiente académico sobre lo que es el tema del embarazo adolescente. Además, también cuenta con estadísticas, análisis, reflexiones y testimonios que brindaron posibles líneas de argumentos a partir de los cuales, el equipo de escritores decidió hacer una especie de coro, porque no hay una única razón de embarazo adolescente.

23 por ciento de los adolescentes inician su vida sexual entre los 12 y los 19 años

“Se trató de hacer como un especie de balance, porque es transclasista, transgénero, transtodo. Va más allá de muchas circunstancias que nosotros, en un primer momento, podemos considerar, se embarazan por muchas razones”, señala Suárez.

El trabajo de investigación permitió llegar a las líneas argumentativas que al equipo creativo le parecieron más importantes para tratar en esta primera entrega de la serie, siempre desde la ficción, pero con mucha emoción.

SOLUCIONES AL PROBLEMA

En el país, 23 por ciento de los adolescentes inician su vida sexual entre los 12 y los 19 años. De esos, 15 por ciento de los hombres y 33 por ciento de las mujeres no utilizaron ningún método anticonceptivo en su primera relación sexual. ¿Pero cómo detener el problema que se genera por múltiples factores?

Para Mafer Suárez el remedio implica un ejercicio personal y colectivo de enfrentar el problema. “Por eso es que celebro tanto esta iniciativa de parte de las autoridades, porque normalmente uno le voltea la cara a los problemas más difíciles. Aquí no, y la solución tiene que ver, me parece, que desde el ámbito más micro hasta el más macro”.

Si la producción, asegura, logra que en una sola familia mexicana se hable de este problema, ya sería un avance sustantivo y considerable. El hecho de que niñas se sientan que las voltean a ver, que madres adolescentes se vean reflejadas, que los padres adolescentes se sientan atendidos es parte importante para llegar a una solución.

“Me parece que es importante, porque creo que el problema fundamentalmente, para mí, es el abandono de los padres, de las instituciones, de los mismos chavos”

– Mafer Suárez

Directora

La serie está trabajada en un tono realista, aunque a veces hay un poco de comedia. Es una ficción de seis capítulos y en el séptimo es una reflexión más académica en la que participan especialistas.

Los protagonistas son chicos y las chicas con una edad promedio de 16 años, lo que hace que sea su voz, su lenguaje, sus modos y la forma en la que ellos se enfrentan desde su mundo muy particular y familiar, lo que les pasa en la vida real.

“Es muy duro el mensaje para los padres de familia, pero necesario porque las heridas no se curan con curitas, sino se curan con amor, con valor, con presencia y no se trata de crucificar a nadie, todos tenemos limitaciones, dolores personales, pero se trata de decirles a los padres de familia, mostrarles lo que dicen sus hijos”, indica Suárez.

Los escritores dejaron líneas dramáticas abiertas para poder continuar con una segunda temporada porque consideran necesario que los padres de familia reciben el mensaje de la voz de los protagonistas, de los chicos y las chicas.

“Nuestra intención es, que a pesar de las transformaciones que nuestro país sufrirá a partir del 1 de diciembre, se entienda que desafortunadamente este problema continuará, y nuestro deseo es poder seguir hasta donde sea pertinente esta historia, sobre todo por la voz de los chichos”, afirma la directora del proyecto.

Suárez reconoce que lo que más la impactó del proyecto fue que cuando estaba haciendo el casting, no hubo un sólo adolescente que no se relacionara con el tema, directa o indirectamente.

“Este proyecto no es que yo quiera hacerlo, tengo que hacerlo, tenemos que hacerlo. Me parece que los adultos de este país se lo debíamos a los chicos”, finaliza Suárez.

Compártelo

Más de:

Déjanos tu comentario