"> ¡La corrupción somos todos!

¡La corrupción somos todos!

05/04/2017 Comentarios
sindico tinoco

Por el Tacuache.- Nadie conocía a la Lic. Azucena Tinoco Ramírez, quien se desempeña como Síndico municipal de Moroleón.

Abogada de talla chica, hablando profesionalmente, quien como litigante sólo aspiraba a sacar para la renta  del despacho y para el pomo.

Trabajó en el poder judicial de manera eventual, en donde por su bajo perfil y poco desempeño no pudo hacer carrera judicial.

Casualmente le llega la invitación a participar en la política, de la cual se expresaba muy mal, decía que le daba asco la política y los partidos políticos, balazo en la pata.

Quien iba decir que se le presentaría la oportunidad de su vida, recibe la invitación del actual alcalde para formar parte de su planilla lo cual aceptó, aunque en su círculo más cercano, aseguraba haber dicho que sí, por pura pena, pero estaba plenamente segura de que esa candidatura no llegaría a nada.

El PRD se colocó a la cabeza en las preferencias electorales y ella de la noche a la mañana se convirtió en la representante legal del municipio y el “poder” se “apoderó” de ella y así mismo, de la noche a la mañana, la arrogancia y el despotismo se hicieron manifiesto en ella.

En los pasillos de la Presidencia la tachan de “chaquetera”, un término en la política para señalar a los traicioneros, en este caso en particular, se le acusa de traicionar a Jorge Ortiz, ya que opera en su contra, toma decisiones sin consultarle y a sus espaldas, afirmando que ella está en ese puesto gracias al Ingeniero Roberto Raya.

Azucena Tinoco es sinónimo de corrupción y nepotismo, tiene prácticamente a toda su familia trabajando en la administración, aunque eso no es nuevo en la clase política, lo cierto es que la Síndico, es tan descarada y ambiciosa, que no tuvo empacho para colocar a su novio en el DIF, solo él le faltaba de hueso.

Pero eso no es todo, su hermano Javier se desempeña como trabajador de Fiscalización y es el único en el pueblo que renta sistema de sonido, bueno al parecer es el único, a él le dan todos los contratos en los eventos en los que se requiere ese servicio por parte del ayuntamiento. Un regidor de la comisión de adquisiciones, nos platicó que él en una ocasión propuso al menos alternar los contratos con otra empresa de sonido, de respuesta obtuvo amenazas de la Síndico.

También al hermano le apodan el recaudador y no precisamente porque cobra plaza, si no porque es quien recauda las cuotas a ciertos giros y se las entrega a su hermana quien después en reunión secreta la Síndico, el director de Fiscalización, Roberto Raya y el secretario del ayuntamiento se reparten el botín.

Sin duda, la Síndico Municipal, fue la sorpresa del PRD, después de Roberto Raya, es el personaje más oscuro y corrupto de la política local, título bien ganado y que le acompañará por siempre.

G.Z.

Compártelo

Más de:

Déjanos tu comentario