TRUMP: DE SUEÑO A PESADILLA PARA MIGRANTES

08/09/2017 Comentarios
DJNk-IdUIAEwRs8

Redacción.-  Donald Trump hizo su campaña electoral basado en dos ejes: su odio contra los migrantes de origen mexicano y la construcción de un muro en su frontera sur.

En el primer tema, los migrantes, siempre ha sido un recurso de candidatos muy rentable en tiempos electorales que atrae a los más conservadores y va contra una minoría políticamente silenciosa que vive en las sombras; en el segundo, el muro, fue una ocurrencia.

Y lo que logró con esa reiterada campaña fue exacerbar el odio que subyace en millones de estadunidenses y lo sacó a la calle exaltando, además, el supremacismo blanco y el neonazismo.

Los primeros siete meses de Trump no fueron lo que él creía y sus votantes esperaban, aunque su bloque duro siga con él. Ha sido un correr de escándalos como la trama rusa, renuncias, ceses y mentiras.

Peor le ha ido en la relación con el Congreso, donde ni la mayoría republicana lo ha acompañado en asuntos para él fundamentales como la eliminación del Obamacare ni ahora en la pelea del presupuesto para lo que él mismo amenaza con cerrar su gobierno si no le suben el techo de la deuda que conlleva la partida multimillonaria para el muro.

Trump anunció el martes el fin del DACA, el decreto de Barack Obama que protegía a 800 mil jóvenes indocumentados, la mayoría nacidos en México, para tener acceso a la escuela, la seguridad social y, sobre todo, a la certidumbre migratoria que han perdido ahora, y lo ha condicionado a su otra obsesión: el muro. Dijo al Congreso que podría reconsiderar el tema migratorio si le aprueban los fondos para construirlo, lo que es un chantaje.

Vamos a ver cómo responde el Congreso de Estados Unidos, cómo los dreamers y sus apoyos, y cómo las autoridades de México, donde no veo un plan integral de gobierno para atenderlos allá, de lo que ya hablaremos.

Retales

  1. ¿Arreglo? El miércoles por la noche, el gobierno de los Murat, en Oaxaca, se reunió con la Coordinadora y pagaron para que la llevaran tranquilos en la visita presidencial de ayer. Cobraron, pagaron y sus militantes vejaron a invitados, lanzaron cohetes contra los helicópteros del Estado Mayor, impactando al de los reporteros y se enfrentaron a la Policía Federal. Entonces, ¿para qué pagaron y a quién, ya para no preguntar cuánto?;
  2. Balcón. Marko Cortés, coordinador de los diputados panistas, dijo que César Camacho le confió que había hablado con el presidente Peña Nieto para acabar con el fiscal automático vía una copia de la iniciativa que el Ejecutivo había mandado en noviembre al Senado y ahora saldrá de San Lázaro. Y votaron la mesa. Hoy a las 10, José Antonio Meade les entregará el paquete económico 2018; y
  3. Nada. Ricardo Anaya no podrá expulsar a los cinco senadores que votaron por Ernesto Cordero para presidente de la mesa del Senado porque los panistas no han podido expulsar a nadie. Si no, que le pregunten a Luis Armando Reynoso, que les ganó dos veces en el tribunal electoral.

Con información de: Joaquin Lopez Doriga

Compártelo

Más de:

Déjanos tu comentario