AMLO se está rodeando de personas con historial cuestionable, dice el economista Enrique Cárdenas

08/02/2018 Comentarios
DVi_X5kX0AA6ACG

El economista Enrique Cárdenas es otro ‘damnificado’ de Morena. En 2017, fue invitado por Andrés Manuel López Obrador a acercarse al morenísimo y ser su candidato al gobierno de Puebla. Sin embargo, al final el partido decidió dar la candidatura al senador Miguel Barbosa, en una situación que Cárdenas tacha de poco clara.

“Me sentí defraudado y decepcionado, porque realmente sí se veía como una gran oportunidad para transformar el estado. Yo creo que mucha gente se sintió igual (…) Se perdió la oportunidad de alguien que, digamos, no venía de algún partido, con cierta trayectoria”, dice el ex director del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), uno de los think tanks más respetados dentro del sector privado del país.

El caso recuerda a lo que ocurrió en la Ciudad de México con el delegado con licencia en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, quien aspiraba a ser candidato a jefe de gobierno pero fue dejado de lado para que la nominación recayera en Claudia Sheinbaum. Tanto en la CDMX como en Puebla, Morena argumentó haber realizado encuestas para definir a su aspirante mejor posicionado, aunque dichas mediciones quedaron rodeadas de dudas.

Tras amenazar con irse del partido, Monreal dialogó con López Obrador y recientemente fue nombrado coordinador de defensa del voto en la segunda circunscripción electoral. En tanto, Cárdenas recibió la oferta de una candidatura a diputado federal por la vía plurinominal o de integrarse al eventual gabinete López-obradorista, pero él rechazó ambas opciones y decidió emprender su propio camino: la búsqueda de ser abanderado independiente.

No obstante, el trayecto no ha sido fácil. Hasta el 23 de enero, la organización fundada por el economista, Sumamos, únicamente había conseguido reunir 6,000 de las más de 132,000 firmas necesarias para llegar a la boleta del 1 de julio. De cara a la fecha límite para recabar apoyos —el 6 de febrero—, Cárdenas habla con Expansión de sus aspiraciones, de los partidos políticos y de la desilusión que le produjo su trato con Morena.

¿Andrés Manuel lo invitó directamente a participar en Morena?
Primero otras personas, después él (…) Cuando viene su invitación personal, sí ya fui a su casa y todo. Ocurrió en agosto de 2017. Entonces, vimos que sí había chance de poder llegar a ganar, y fue que acepté. Aceptamos mi esposa y yo en entrarle. La invitación era a ser considerado, así fue, pero después de que hicieron su encuesta, el resultado que salió fue que era más conocido Barbosa que yo.

¿Se sintió defraudado, engañado?
Sí me sentí defraudado y decepcionado, porque realmente sí se veía como una gran oportunidad para transformar el estado. Yo creo que mucha gente se sintió igual (…) Se perdió la oportunidad de alguien que, digamos, no venía de algún partido, con cierta trayectoria. Eso sí generó una decepción no solamente conmigo, sino más allá.

Y usted, ¿qué le dijo a Andrés Manuel?
Que con esta decisión estaba perdiendo Puebla. Que no había manera de ganar Puebla si no se tenía una elección de referéndum, que tenía que ser totalmente distinta. ¿Sí o no quieres el statu quo? Contra el poder del Estado que viene con todo (el grupo del ex gobernador panista Rafael Moreno Valle, representado por su esposa, Martha Erika Alonso), pues realmente Barbosa no representa una diferencia.

¿Considera que Barbosa es igual de corrupto?
Sí, claro, a eso me refiero. No es distinto y, por lo tanto, con esa decisión están perdiendo el estado. No es que yo fuera a ganar seguro porque de cualquier manera era difícil, pero había más chance. También debo decir que me ofreció (López Obrador) una diputación plurinominal o formar parte de su gabinete, pero yo se lo rechacé. Se lo agradecí mucho, pero no. No era lo que me interesaba, creí en una oportunidad de poder transformar la realidad de mucha gente.

Morena está abriendo más espacios a quienes López Obrador ha llamado “mafia del poder”. Les está dando candidaturas, ¿qué opina sobre eso?
Yo lamento mucho que los ciudadanos tengamos tanta dificultad para poder acceder genuinamente a un cargo de servicio público.

¿Morena es igual que el resto de los partidos?
No estoy seguro de que sea exactamente igual, pero sí tiene algunos vicios iguales que los demás partidos. Por ejemplo, las decisiones no son claras. Son contradictorias. En el caso mío, fue una decisión exactamente opuesta a la que se tomó en la Ciudad de México en relación a Ricardo Monreal y Claudia Sheinbaum, porque era la misma situación. Claudia era menos conocida que Ricardo Monreal, pero tenía más positivos que negativos. Tenía más potencial de triunfo, y la tomaron a ella. Yo tengo la encuesta. Me la dio Andrés Manuel en confidencia. Me dijo: “No te la van a dar pero yo te la doy”. Se lo agradecí. No lo he dado a conocer por lo mismo. Si hubieran seguido el mismo criterio que siguieron en la Ciudad de México, entonces a mí me hubieran puesto como coordinador estatal (precandidato).

¿Quedó decepcionado de Andrés Manuel?
Yo pienso que es un gran luchador social. Sí creo que es la única persona que habla con la gente. Yo sí creo que es una persona honesta (…) Lamentablemente, sí se ha rodeado de personas que tienen un historial bastante cuestionable.

¿Eso no lo hace incongruente?
No sé. Te explico por qué no sé, no porque no te quiera contestar. Es que la lógica que tienen los políticos es muy diferente a la que tenemos tú y yo. Es otro mundo, es otra moneda, son otras maneras de pensar y de razonar que luego no te explicas. Algunos me dijeron: “Te estaban dando algo mejor que Puebla” (una diputación federal plurinominal), y yo dije que no, porque a mí lo que me interesa es el estado.

Con información de: Expansión CNN 

 

Compártelo

Más de:

Déjanos tu comentario