PRI obstaculizó comisión de seguimiento a obras del NAICM

20/05/2018 Comentarios

El Senado canceló la Comisión Especial para dar seguimiento a la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (NAICM) sin que se hubiera instalado, ya que el PRI lo impidió para evitar que se conocieran todas las irregularidades en torno a ese proyecto, sostuvieron Alejandro Encinas y Ernesto Ruffo, integrantes de esa comisión disuelta el pasado 30 de abril, al cerrar el último periodo de la legislatura.

Los senadores coincidieron, en entrevistas por separado, que el PRI y sus aliados acudieron en los últimos tres años a todo tipo de maniobras para encubrir a toda costa el gran negocioque está detrás de esa controvertida obra.

Encinas, senador independiente, señaló que a principios de 2014, la mayoría de los senadores de oposición lograron ganar al PRI la votación para que se instalara esa comisión encargada de dar seguimiento a la obra, pero no lograron que se instalara.

Hubo llamados desde el pleno, diversos puntos de acuerdo, pero el PRI siempre obstaculizó el proceso, sobre todo cuando comenzaron a aflorar las sospechas de corrupción, agregó el senador del PAN, Ernesto Ruffo.

Ambos legisladores coincidieron que, pese a eso, por su cuenta comenzaron a trabajar, pero se toparon con la decisión del gobierno de Enrique Peña Nieto de no dar información suficiente o malinformarlos.

Nos encontramos no sólo con irregularidades, sino con falseamiento de la información, desde los costos y los montos que implicaría la obra, los mecanismos de financiamiento, dijo Encinas. Recalcó que nunca se les informó que se invirtieron más de 11 mil millones de pesos para la construcción del aeropuerto tomados de los fondos de pensión de los trabajadores.

Aunado a eso, las autoridades nos mintieron porque nos aseguraron que el lago Nabor Carrillo se iba a mantener en las mismas condiciones; la realidad es que lo han desecado. También hubo información falsa sobre los tiempos estimados para concluir la obra, que ahora sabemos se va a prolongar hasta el 2050.

Encinas agregó que hubo omisión y dolo del gobierno federal en cuanto a la información sobre el manejo de los recursos pétreos con los que se hizo el relleno de las 5 mil hectáreas, así como la afectación a las comunidades cercanas a la obra.

Todo lo quisieron tapar en un manto de oscuridad, consideró por su parte Ruffo. Sobre todo, explicó, cuando él y otros panistas, entre ellos Víctor Hermosillo, insistieron en el tema de las licitaciones para la construcción de la obra y los contratos a ICA, una empresa quebrada. A su juicio, la intención es que el proyecto avanzara y fuera ya irreversible antes de que el Senado pudiera detectar irregularidades y corruptelas.

Desde el presidente Peña Nieto hasta el director del proyecto aeroportuario, Federico Patiño, están muy temerosos de que el próximo 1o de julio gane un candidato opositor y se investigue a fondo todo lo referente a los contratos, la calidad de la obra y que la suciedad salga a relucir.

Con información de: La Jornada 

Compártelo

Más de:

Déjanos tu comentario