Entre acusación de plagio, Meade sigue apostando por campaña para ser “el más chingón” (Video)

01/06/2018 Comentarios

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “El más chingón soy yo”, corea un nuevo video musicalizado en favor de José Antonio Meade, en el que también manda un mensaje a Ricardo Anaya y a Andrés Manuel López Obrador: “no somos iguales”.

A pesar que Meade fue acusado por la revista Algarabía de usar sin permiso y no pagar por una campaña cuyo eje es precisamente el lema “el más chingón”, el candidato es ensalzado justo con ese calificativo en el material que se difunde en redes a través de su equipo.

Por ejemplo, Julio Di-Bella, coordinador de redes ciudadanas de Meade, posteó el video acompañándolo por dos hashtags: #YoPorMeade y #VotaMeade.

“Pepe, soy Pepe, ganaremos y tú eres el más chingón”, se repite en reiteradas ocasiones durante el video, de 1:39 minutos de duración y al ritmo guapachoso.

El material recoge frases enunciadas por el aspirante de la coalición Todos por México en distintos eventos proselitistas, imágenes de sus adversarios, películas y videos virales donde todos aparecen bailando.

También inserta los dichos que afirman que López Obrador llevará al país a un retroceso, o la frase de campaña de Anaya “al frente”.

“El cambio es hacia adelante y no hacia atrás”, también pronuncia el candidato mientras se ve bailar a Mario Moreno Cantinflas en un inserto del video.

Incluso el candidato del PAN sale tocando la batería, cuando López Obrador caminando tras una paloma y la ocasión que presumió atinarle al balero en una tercera ocasión, videos que también se hicieron virales en redes.

“El Chingón”

Proceso dio a conocer en la edición 2169 que el equipo de Meade no pagó por una campaña que contenía este calificativo.

La noche del 9 de mayo el equipo de Meade lanzó una estrategia en redes sociales que llamó #MeadeChingón, bajo la cual el candidato presidencial de la coalición PRI, PVEM y Panal aparecía como el mejor aspirante.

“En esta elección yo represento confianza frente al riesgo y futuro frente al pasado”, señalaba la leyenda que acompaña la foto de Meade.

El mensaje rezaba: “Queremos un México más chingón y para ello necesitamos un presidente visionario, capaz, que le apueste al progreso, un presidente como @JoseAMeadeK. #MeadeChingón”.

El promocional formaba parte de la nueva estrategia de relanzamiento de Meade para acercarlo más a la gente. No obstante, la idea no fue del equipo del candidato, sino de la empresa editora de la revista Algarabía, que se la propuso un mes antes por un precio de 500 mil pesos, los cuales nunca le pagaron.

Los socios de la empresa refieren que el 1 de marzo pasado tuvieron una cita con Eduardo González Fuentes, coordinador administrativo de comunicación social de la campaña de Meade.

“Él conocía perfecto el medio; de hecho le gustó mucho Algarabía y dijo que conocía todo lo que hacemos, incluyendo El Chingonario. Como en todas nuestras juntas, enseñamos propuestas y ejemplos de cosas que hemos hecho para distintas marcas y Eduardo nos comentó que la estrategia de campaña para Meade iba a ser promoverlo a él en su totalidad como candidato, y olvidar al partido político.

“Platicamos de lo buena persona que es, etcétera, y se nos ocurrió hacer algo en conjunto con nuestra marca El Chingonario –la cual tenemos registrada–, para bajarlo y acercarlo un poco a la gente, quitarle lo formal, argumentando que El Chingonario tiene muchísimos seguidores, es una marca cercana, informal, incluyente, y a la gente le encanta.”

Los socios de esta empresa editorial añaden que a Eduardo González Fuentes le pareció perfecta la idea y les pidió una propuesta con su respectiva cotización. Uno de ellos explica:

“Propusimos hacer un manual con frases que incluyeran términos de El Chingonario a favor de Meade y hacer un hashtag #MeadeChingón. El título del manual iba a ser ‘99 razones de por qué Meade es un chingón’. Mandamos la propuesta impresa para que se diera una idea de cómo sería el diseño y el contenido.”

A partir de mediados de marzo mantuvieron contacto con el integrante del equipo de Meade para ver cómo iba el proceso, ya que el tiempo era corto para generar la parte creativa y la impresión del manual.

“Eduardo siempre nos argumentó que todo iba perfecto –dice el socio de Algarabía–, que ya se lo había enseñado a varias áreas y que ya era un hecho que nos autorizaban el proyecto. De hecho, hasta pidió un segundo diseño, pues el primero ya estaba maltratado de tanto que lo había enseñado.

“Así nos tuvo hasta que por redes sociales vimos la campaña de Meade y justo era idéntico a lo que habíamos propuesto. Los colores de la campaña de hecho son iguales a los colores de El Chingonario original: azul y naranja.

“Con esta propuesta nueva tratamos de negociar para que nos pagaran la idea creativa, y trabajar más frases; estábamos abiertos a negociar, argumentando que la idea fue nuestra en su totalidad. Tratamos de hablar con él y no volvió a contestarnos nada.”

Precisan que no tienen intención de demandar, sino solamente hacer público el plagio de la idea y la falta de palabra para cumplir el compromiso acordado.

Con Informacion de:Proceso.

Compártelo

Déjanos tu comentario