La actitud errónea del presidente municipal, no permitirá que el municipio crezca

01/10/2016 Comentarios
Daniel Sámano Jiménez

-La actitud errónea del presidente municipal José Herlindo Velázquez Fernández, no permitirá que el municipio crezca, todo por hacer caso a malos consejeros políticos.

Debería de ser más flexible con la distribución o asignación de obras, pública ya que existe igualdad de regidores entre las fracciones de PRI-PAN.

-Se debería de solicitar la destitución del licenciado Ramón Jiménez, director de seguridad pública.

Salvatierra, Gto.- Padece de miopía política el presidente municipal, José Herlindo Velázquez Fernández, al ser tan rígido por no querer consensar con las diferentes fracciones que integran el ayuntamiento, con esta actitud da de que decir  que solo está gobernando para su gente de su partido, no para Salvatierra al no quitarse la camisa del PRI, eso es un daño social, como político dijo el doctor Daniel Sámano Jiménez, ex regidor de la fracción del PAN.

Con este tipo de actitudes eso lo que hace reflejar a la ciudadanía, sin recordar que este un gobierno municipal, en donde existe igualdad de regidores tanto de la fracción del PAN, como la del PRI, y de otros partidos que lo integran, debería este edil ser más flexible en la toma de decisiones para la distribución de obra pública.

Al ser cuestionado el ex edil panista, sobre la presunta participación interna de dos malos asesores políticos de nombres Marcelo Sánchez García, Antonino Lemus López, si estos tendrían algo que ver sobre el mal actuar del presidente, dando entender el entrevistado, que para que se quiere a esas gentes en ese lugar, si en verdad no le ayudan de mucho a este gobernante, de lo contrario le dañan la imagen.

Ahora para que quiere asesores, externos al ayuntamiento, si los integrantes de este, de las diferentes fracciones son los mejores asesores para que este municipio se conduzca correctamente mediante su desarrollo,  ha pero solo se logrará escuchando a quienes fueron electos por el pueblo; el electorado es quien decidió quien gobernará, pero para que gobernará en favor del ciudadano, y no personificando favoritismos políticos como lo está llevando a este gobierno.

Hay que tomar en cuenta que un regidor tiene la igualdad de derechos que un presidente municipal, la diferencia es que él preside el consejo, con misma responsabilidad y diferentes facultades, por esa razón se cree que el ejecutivo municipal, no necesita asesores, sí no más bien a  ediles que nos representen en favor de los ciudadanos.

Si bien recuerdo, que cuando fuimos gobierno por ahí se dieron unas diferencias internas al interior del ayuntamiento presidido por el ingeniero Rito Vargas Varela, en donde con este edil, si nos inconformamos por la no igualdad de distribución obra, en donde el ex edil, dijo que en especial en este caso si hubo diferencias de formas pero no de fondo razón por el cual si se le apoyo a quien era alcalde y existe asentado en actas de ayuntamiento.

En donde no estábamos de acuerdo en cuestión de obra pública, por la postura del director de obra pública de Fernando Castillo, por cómo se daba las licitaciones, por cómo se ejecutaba la obra en el municipio y por el mal proceso de adjudicación, en donde por actos de este ex funcionario yo nunca estuve de acuerdo en eso y muchas cosas más, reconozco que si rompimos relación con el alcalde debido a las formas de asignación de obra pública, por el malestar que se les causó al no concluirse la obra de la calle de Hidalgo en tiempo y forma.

En este caso, sabemos yo como los otros compañeros de fracción que al inconformarnos por malas formas en diferentes rubros iba a ver distanciamiento, en donde se incluían diferentes temas no solo en el de obra si  no en de seguridad pública, en este caso no nos gustaba la forma de cómo se dirigía esa dirección con el director a cargo en turno.

Los resfríos entre el grupo de panistas y el ex alcalde, también se dio por la forma de cómo se llevaban algunos programas sociales, con esta mala de actitud del ex presidente municipal Rito Vargas, en ese momento considero que debió escuchar los consejos u opiniones más de Acción Nacional, y si hubiera escuchado más a los actores políticos no solo de una fracción si no de todas, este edil hubiera tenido un mejor gobierno.

Ya en algunas ocasiones, este ex alcalde tomaba decisiones apresuradas, erróneas que al fin de esto no nos estaba llevando a nada bueno, razón por la cual nos llevó a uno  de los grupos a tomar otras medidas.

Tal mal estaba la situación entre esas malas decisiones erróneas del alcalde, que tuvimos que solicitar la destitución, no solo del director de obras públicas, Fernando Castillo, sí no también del director de Seguridad Pública.

LA CIUDADANÍA NO DEBE DE SOLAPAR A UN DIRECTOR DE SEGURIDAD QUE NO CONOCE LA PROBLEMÁTICA DEL MUNICIPIO.

POR ESA RAZÓN,  SE SOLICITA QUE SE DESTITUYA AL DIRECTOR  ACTUAL DE SEGURIDAD PÚBLICA.

En el tema de seguridad, como ciudadano solo tengo rumores que ha crecido el índice delictivo, posiblemente porque no es de aquí, sé que no cumple ni con los requisitos, ni cuenta con experiencia suficiente aprobada como para estar en ese cargo y, desde luego que es un mal funcionario nos afecta a todos por estarlo consintiendo.

Yo sé que la seguridad, es un problema generalizado a nivel nacional, pero hay delitos tanto del orden común como federal, pero otros que si son locales que son de competencia preventiva y como vigilante preventivo del ciudadano, hay responsabilidad del director de policía y por ende al presidente, que es él quien puso la confianza en este funcionario, si se están dando delitos como robos a casa habitación, a transeúntes a plena luz del día, robo de autos en centros de abastecimientos, los actos de la poca respuesta de este personaje lo único que nos queda “ es que se destituya”, dijo el ex edil panista Daniel Sámano Jiménez.

Compártelo

Más de:

Déjanos tu comentario