Persisten dudas en caso de presunto suicidio de estudiante; cámaras de seguridad podrían aportar elementos

11/07/2018 Comentarios

Guanajuato, Gto. En el caso del estudiante colombiano encontrado muerto a un lado del camino antiguo a Marfil, lo que hayan registrado las cámaras de video vigilancia que hay desde la zona de las instalaciones de la Dirección de Seguridad Pública Municipal a Marfil será fundamental para saber que pasó.

En la muerte del joven universitario, la versión oficial es suicidio, por el margen de tiempo que hay entre la hora que salió de las instalaciones de la DSPM y la hora en que se encontró el cadáver es algo cuestionable; se le dejó en libertad aproximadamente a las 11 horas y el cadáver fue encontrado a las 13:30 horas.

A pesar de ello, la mayoría de los medios de comunicación no objetaron la versión de la Dirección de Seguridad Pública Municipal; por las particulares circunstancias del caso la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (Pdheg) lo investiga, pues además el que el estudiante haya salido de los separos de la policía preventiva y luego se le encontrara sin vida es un dato preocupante.

Cómo fue que el estudiante de excelencia, que participaba en el Verano de la Investigación Científica de la Universidad de Guanajuato, llegó hasta donde se le encontró es algo que seguramente investiga la Pdheg, en lo que ayudaría los registros de videovigilancia, pues así ha sido en otros casos similares.

Caminar desde las instalaciones de la DSPM hasta el punto del camino antiguo a Marfil en donde se encontró el cadáver, una distancia de aproximadamente cinco kilómetros, requeriría de cuando menos una hora y diez minutos de traslado, y para ello se tiene que pasar por una serie de puntos en los que hay cámaras.

En la entrada de las instalaciones de la DSPM hay cámaras de video, en la calle de Alhóndiga, en Tamazuca, en las capillas del DIF, en la avenida Juárez, en la calle Hidalgo, la Plaza comercial Cantador, en la zona de los Pastitos, La Glorieta de los Mineros, en la zona de Noria Alta, en la Nueva Gasolinería, en La Ex Hacienda de San Gabriel de Barrera y en el salón de Fiestas la Antigua.

Por eso si el estudiante caminó hasta el lugar donde se le encontró debió quedar registrado su tránsito en las cámaras de video, e incluso si fue transportado en automóvil hasta la zona de Marfil, pues en la zona del Club Nepomuceno, también hay cámaras de video, por lo que se registraría el momento en que subió al vehículo y en el que bajó.

En este caso hay que señalar que además el camino antiguo a Marfil actualmente es intransitable por automóvil porque se formaron tres grandes socavones por las torrenciales lluvias, las que se registraron hasta un día antes de que se encontrara el cadáver, el pasado día 30 de junio.

En el parte de novedades de la DSPM y en la versión del Ministerio Público se señala que el cadáver fue encontrado metros antes del club Nepomuceno, una referencia muy vaga, pues tuvo que ser en la zona en donde el piso es de tierra.

Cuestionar la versión de la DSPM no es con el simple afán de polemizar, sino de conocer a ciencia cierta qué fue lo que pasó, pues además se conoció del caso hasta que se pidió a la Universidad de Guanajuato que confirmara la muerte del estudiante, tres días después de que se encontró el cadáver.

Cabe señalar que en el caso del estudiante de la Universidad de Guadalajara que fue encontrado muerto en uno de los callejones de la zona de Paseo de la Presa, durante la realización del Festival Internacional Cervantino de 2014, hubo manifestaciones de sus compañeros, porque el estudiante había sido detenido por elementos de seguridad pública, aunque posteriormente se comprobó que se le dejó en libertad por lo registrado en cámaras de vigilancia.

Ha habido otros casos en que los registros en video han sido muy importantes, como fue el asesinato de una joven mujer vecina del barrio de Mellado, en el que el presunto culpable negó que la hubiera ido a dejar a la parada del camión que tomaba para ir al trabajo, lo que resultó falso, pues cámaras ubicadas en las capillas del DIF y de la zona donde se ubica el Centro Comercial El Cantador registraron lo contrario; ella tomaba su camión precisamente en la zona de la Glorieta de la UNESCO.

Si no hay registro de las cámaras del paso del estudiante colombiano, lo que no requeriría de un trabajo arduo, pues son solo dos horas y media a revisar, continuaría la polémica y la incertidumbre por el destino de Luis Ernesto.

Procedente de la Escuela Colombiana de Carreras Industriales (ECCI), realizaba su estancia en el departamento de estudios Multidisciplinarios en Yuriria, de la división de Ingenierías del campus Irapuato-Salamanca. El pasado viernes 29 de junio visitó la ciudad de Guanajuato para reunirse por la noche con un grupo de compañeros. Horas después perdió la vida.

Inf: ZonaFranca

Compártelo

Más de:

Déjanos tu comentario