Cuatro pasos para acabar con los vicios financieros de tus hijos

01/05/2018 Comentarios

Las necesidades de entretenimiento de los niños han cambiado. Al gasto en golosinas, cómics o estampillas ahora se le suman membresías de Netflix, Spotify, tarjetas prepagadas para comprar aplicaciones o videojuegos. Especialistas en finanzas personales comentan que el poco control que tengan de sus gastos es un reflejo de lo que viven en casa.

“Los seres humanos primeros aprendemos a gastar y luego a ganar dinero. Por lo tanto, la sensación de tener dinero sin la necesidad imperiosa de gastarlo también debe aprenderse”, comenta el experto en finanzas personales y conferencista Mauricio Candiani.

Candiani le llama delay financiero al hábito de gastar y después “ver cómo pagamos”, una visión de las finanzas que tienen los niños y adolescentes propiciada por los padres, explica.

“Los papás enfocan su atención en satisfacer los deseos y necesidades de sus hijos. Si el chavo se gasta su mesada en otra cosa que no era el propósito para el cual se le dio dinero (transporte, papelería, asuntos escolares), los papás tienden a darles más dinero para cubrir este vacío, en lugar de habituarlos a enfrentar las consecuencias de sus actos”, comenta el experto.

De acuerdo con la agencia de investigación de mercados Kantar Worldpanel México, las familias que tienen hijos menores de 12 años gastan 874 pesos mensuales más que una familia sin hijos y además tienen que hacer cambios en sus hábitos de consumo, pues su gasto anual se incrementa 4% más a la hora de hacer el supermercado.

Ponle un freno a tu hijo, antes de que te desfalque o lo conviertas en un adulto financieramente irresponsable. Estos son los consejos de los especialistas:

TODO ES PRODUCTO DEL TRABAJO

Es necesario decirle a los niños –de manera amable- cómo se gana el dinero, sugiere Elvira Méndez, catedrática especialista en finanzas de la Universidad La Salle. La experta recomienda planear actividades centradas en enseñar a los más pequeños el valor del dinero. Por ejemplo, preparar una visita al Museo Interactivo de Economía (MIDE) para que el niño entienda el concepto del trabajo, el valor del dinero y el ahorro. “Incluso hay pláticas y exposiciones para enseñarles el uso de la tarjeta de crédito y pueden obtener su propio plástico de juguete o un billete con su rostro”, describe.

LA GRATITUD RETRASADA

Enseña a “empollar el dinero”, sugiere Candiani. Se trata de ahorrarlo para gastarlo en un bien mayor en el futuro. El primer paso es fijar una meta y el monto que se necesita para alcanzarla. “A mitad del camino, seguramente, a tu hijo se le atravesará un antojo, pero será necesario explicarle que si ocupa lo ahorrado para satisfacer su deseo inmediato, retrasará aún más la compra de lo planeado”.

Méndez sugiere depositar este ahorro en Cetes Niños, un instrumento donde el menor puede aportar dinero mensualmente y recoger sus rendimientos en 30, 90, 180 o 365 días. La inversión es supervisada y administrada por los padres, pero la cuenta está a nombre del niño. Los rendimientos anuales que se obtienen van desde el 7.45% a 7.71%.

INTERCAMBIO Y VENTA

Si tu pequeño quiere un juguete nuevo, explícale que existen sitios de internet donde puede poner a la venta los que ya no ocupe, como Segundamano.mx o Mercadolibre.commx. Con ese dinero puede conseguir la primera parte del dinero que necesita para conseguir su nuevo juguete de moda o incluso algún gadget, recomienda la catedrática de La Salle.

SIN LLORAR

Que no te aflija ver sufrir un poco a tus hijos por cuestión de limitación de dinero. “Hay que dejar que los hijos vivan las consecuencias de sus limitaciones. Cuando los papás se vuelven eternos subsidiarios y reparadores, lejos de ayudarlos están creando personas financieramente incapaces”, dice Candiani.

Si no sabes cómo empezar, descarga materiales de apoyo de educación financiera como cuentos y ejercicios en el portal de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios Financieros (Condusef) y da el primer paso, dice Méndez.

Con información de: Expansión CNN 

Compártelo

Más de:

Déjanos tu comentario