10 pueblos en la sierra de Guerrero no tienen luz ni agua; familias huyen de la guerra

Al menos 10 pueblos del municipio de Heliodoro Castillo, al centro del estado de Guerrero, se encuentran sin energía eléctrica y sin servicio telefónico desde el sábado. Mientras que en filo de Caballos, municipio de Leonardo Bravo, desde el lunes están cerradas las escuelas de todos los niveles y el Centro de Salud por los enfrentamientos entre dos grupos de sicarios que se diputan la zona, informaron pobladores.

Asimismo, la empresa que cubre el servicio de transporte en la ruta Chilpancingo-Tlacotepec también suspendió el servicio, como ya lo habían hecho los de Iguala.

Familiares de algunos de los habitantes de los pueblos de Heliodoro Castillo, que viven en la capital y en Chichihualco, demandaron ayer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que se restablezca el servicio de energía eléctrica que no tienen desde el sábado, cuando un comando armado atacó el pueblo de Izotepec y cortó el servicio, con lo que afectó a por lo menos otros nueve pueblos de la zona.

Habitantes de la región informaron, vía telefónica a El Sur, que decenas de familias están abandonando por sus propios medios y en medio del riesgo las poblaciones a raíz de la violencia que sigue latente, por lo que demandaron el apoyo de del Ejército y de la Policía Estatal, para que resguarden a las familias que quieren salir de la zona.

Joaquina, una mujer que la tarde del lunes llegó desplazada por la violencia de la comunidad Vuelta del Sur a Chichihualco, contó vía telefónica que desde el sábado los pueblos asentados de Yextla hacia la zona alta de la sierra no tienen energía eléctrica ni servicio telefónico.

Dijo que los pueblos con población mayor son Yextla, Izotepec, Yerbasanta, Los Bajos, Vuelta del Sur, Escalerillas, Puerto la Guitarra y Pueblo Viejo, debido a que el grupo que atacó Izotepec dañó las cuchillas de la red para cortar el servicio.

Informó que en estas localidades tampoco se ha restablecido el servicio de telefonía por lo que se encuentran incomunicados.

Dijo que ella salió con sus hijos menores de edad desde el domingo y pidió transporte pueblo por pueblo para salvarles la vida, y ahora quiere regresar por el resto de sus familiares, pero tiene miedo.

Dijo que hay muchas familias de todos esos pueblos, que han sido atacadas por el mismo grupo de sicarios, que quieren abandonar la zona pero temen salir solos, además no hay transporte y tienen que salir caminando hasta encontrar a algún automovilista en la carretera que quiera darles transporte como lo hizo ella. Informó que llegó en la tarde a Chichihualco y tampoco había señal de telefonía celular.

Con información de: Sin Embargo 

Comentarios

comentario

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here