Carnaval priista

Como si encabezara una batucada, el excandidato del PRI a gobernador, Gerardo Sánchez García, reclama el liderazgo moral del partido, y con ello su derecho a poner a quien él quiera en la presidencia estatal. Léase, un pelele.

Dice tener ese derecho por su “muy buena campaña electoral”, a la cual se debe, asegura, que el PRI haya ganado once alcaldías. Lo dice en serio…

Esa postura ya la había expuesto, pero la recalentó la semana pasada en una reunión a la que acudieron Claudia Navarrete, Gerardo Zavala, Leonardo Solórzano, Celeste Gómez…

Es decir, su feligresía, aunque ya ni entre ellos las trae completas.

Marisela Velázquez

Se le ocurrió poner a Celeste, la presidenta provisional, a convocar a los alcaldes priistas para que nombraran a un coordinador. Fueron todos, menos Anastacio Rosiles, el de Uriangato…

Cuando la delegada del CEN, Marisela Velázquez, le reclamó airadamente a Celeste, señalándole que no tenía facultad para hacer esa convocatoria, ésta simplemente, la ‘bateó’.

Y se propuso cumplir la consigna de Gerardo, de que quedara de coordinador su homónimo, Gerardo Sánchez, el alcalde de San Luis de la Paz.

Pero, como en todo, Celeste fracasó.

Al darse la votación, el alcalde de Jaral del Progreso, Alberto Vargas Franco, logró los mismos votos que Gerardo. Celeste lo presionó para que declinara a favor de éste y él no quiso. Luego ganó por artes del azar…

Marisela, para intentar recomponer el figurón, salió a informar lo de Vargas y a decir que hay cuatro aspirantes a dirigir al PRI…sin decir nombres y sin que haya convocatoria…

Inf: Periódico Correo

Comentarios

comentario

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here