¿Hay ‘paracaidistas’ en una de tus propiedades? Así puedes recuperar propiedad invadida

 Hay cientos de demandas contra ‘paracaidistas’; sin embargo, muy pocos casos llegan ante el juez para su resolución.

La invasión a propiedad ajena es un delito que se castiga con cárcel. Sólo en 2018 se presentaron mil 199 denuncias por este motivo en el Estado, pero en promedio sólo el 1.3% de los casos llega a los juzgados.


De estas denuncias en León se judicializaron 16 casos el año pasado, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.


En Irapuato, en el Imuvi se informó que no tienen reportes de invasión, tampoco los hay en Desarrollo Urbano; y en Celaya, el Colegio de Abogados tampoco tiene registros de estos casos.

Guarida de maleantes

Los ‘paracaidistas’ son quienes sin autorización del dueño ocupan una vivienda o un terreno como si fuera suyo y no pagan los servicios, y además de ser una invasión de propiedad privada ocasiona problemas con los vecinos.

Las quejas refieren principalmente que estas viviendas se vuelven propensas a infecciones a causa de la escasa limpieza que llevan a cabo sus habitantes, en otros casos son usadas como escondite de delincuentes, o bodegas donde guardan materiales que recolectan de la basura.

Los vecinos también han reportado que en las casas abandonadas se esconden maleantes.

Viviendas habitadas por ‘paracaidistas’

Este tema lo califican como una ‘problemática social’, pero va más allá cuando el dueño reclama la propiedad y se vuelve un problema legal.

El artículo 206 del Código Penal Aplicado al Estado de Guanajuato marca de uno a cinco años de prisión a quien ejerza posesión material de un inmueble ajeno o haga uso de él o de un derecho real que no le pertenezca.

En un recorrido de am por las colonias 10 de Mayo, Villas de San Juan, La Foresta y Las Joyas, entre otras, se localizaron varias viviendas habitadas por ‘paracaidistas’.

Vecinos problemáticos

Vecinos de algunas casas ocupadas por invasores comentaron que prefieren no denunciarlos para evitar represalias, aunque temen por su seguridad porque en ellas son frecuentes las reuniones de delincuentes, en algunos casos.

Guadalupe, habitante de la colonia 10 de Mayo, se ha enfrentado a esta problemática, luego de que unas personas invadieron una propiedad cerca de su casa.

“Vivir al lado de esta gente es muy difícil, ya que no sabes a quién tienes de vecino, de dónde vienen ni la razón por la que fueron a parar ahí. En mi experiencia, la mayoría son malandros, se dedican a cosas ilícitas como consumo de drogas, robos, entre otros

“Siempre están al acecho y las personas que les frecuentan son el mismo tipo de gente, sin oficio ni beneficio, las mismas pintas de malandros, ambos son gente mala y problemática, por lo tanto no tienes tranquilidad y vives siempre con miedo de que un día te toque porque siempre te están cuidando”, dijo.

Sin limpieza


Además, consideró, representan un riesgo sanitario porque no mantienen hábitos de higiene.


“No se preocupan por dar una buena imagen con los vecinos en todas las cuestiones, no procuran las casas que habitan, por lo regular son gente que vive en pésimas condiciones de higiene, y contribuyen en gran medida a la propagación de infecciones, ya que son recolectores de basura, y la mayor parte no trabaja, así que también muchos se dedican a pepenar”.


Las molestias también van en el sentido de que no pagan por los servicios básicos.

“A mí sí me da coraje porque no pagan servicios básicos como energía eléctrica y agua, así que por todos lados son molestias, porque además tienen pinta de ser malandros y nada más nos están cuidando a los vecinos a ver qué hacemos. Desearía que esta situación cambiara”, dijo Guadalupe.

Términos legales


El abogado Mauricio Hinojosa Medina, especialista en el tema, aclaró que técnicamente este delito está legislado como despojo pues describe a la acción de apoderase de algo, y hay dos tipos, robo de inmuebles que es considerado despojo propiamente, y robo de muebles, que se cataloga como apoderamiento.


“Técnicamente, el robo de los muebles es el desapoderamiento o apoderamiento de una cosa o mueble sin autorización de su legítimo dueño, y en el caso de despojo es a quien se posesione materialmente de un inmueble ajeno o haga uso de él o de un derecho real que no le pertenezca”,explicó.

También existen diferencias entre invasión y despojo. Cuando se afecta la posesión de un inmueble se habla de despojo y no de invasión, ya que la invasión puede ser temporal, dijo el abogado.

Recuperar propiedad invadida

Para recuperar una propiedad invadida puede presentarse una demanda civil o una penal, señaló Estela Baylón, presidenta del Colegio de Abogados Región Laja-Bajío.

“Son juicios que se hacen y se llevan a los juzgados correspondientes, cuando llega este grupo de personas que son los llamados paracaidistas a predios o lotes… casi todos los predios tienen un dueño, aun si uno los ve abandonados, con hierba crecida, que no está perimetrado ni tiene cerca, pero regularmente todos los predios tienen un dueño”, informó.

Cuando el dueño de la vivienda o terreno se da cuenta de que éste fue invadido puede presentar una demanda ante un juzgado civil para que se le restituya la propiedad, que deberá ser acreditada

Recuperarla por vía penal

La demanda también puede ser por la vía penal, y es a la que más se recurre en estos casos; el afectado debe ir ante el Ministerio Público y presentar una denuncia de hechos para que se desaloje a los invasores, dijo la abogada celayense.

El proceso penal es más rápido, pero elimina la posibilidad de obtener la reparación del daño, es decir, el pago por los daños y perjuicios por lo que el dueño dejó de ganar por la ocupación ilegal.

Finalmente, el abogado Mauricio Hinojosa consideró que no se lleva ante un juez de control el total de casos de invasión de propiedad ajena porque probablemente faltan elementos para acreditar la conducta delictiva, quizá el dolo, además de otras pruebas contundentes que den certeza al caso.

INF: AM

Comentarios

comentario

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here