‘Defraudan’ a refinería de Salamanca, se prometió inversión y nunca llegó

Los miles de millones de pesos que se prometieron en el sexenio pasado para modernizar instalaciones y evitar siga contaminando no llegaron.

Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto se prometió una gran inversión para reconfigurar la refinería Antonio M. Amor e incluso se diseñó el Plan Salamanca para hacerla rentable, competitiva, eficiente, segura y ambientalmente limpia, pero todo quedó en el papel.


La mayoría de los miles de millones de pesos de recursos públicos que se destinarían para decenas de proyectos nunca se aplicaron.


En 2014, el entonces director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, informó que para la reconfiguración de la refinería de Salamanca se requerían 4 mil 500 millones de dólares, que al tipo de cambio de esa fecha serían unos 61 mil 200 millones de pesos.

Mínimos resultados


Esa millonaria inversión para la reconfiguración nunca se aplicó.


Juan Carlos Chávez González, presidente de la Alianza Democrática Nacional de Trabajadores Petroleros (ADNTP), indicó que RIAMA solo recibió mantenimientos menores preventivos y correctivos.


Y sobre el Plan Salamanca que ayudaría a disminuir los problemas de contaminación en el municipio por parte de la refinería y otras empresas arrojó escasos resultados. 

Generador de contaminación


Sólo fue una acción con “buenas intenciones”, dijo el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo.


“Son puras buenas intenciones, pero no hay sanciones a quien no cumple, sobre todo se comprometen a hacer algo, pero no hay sanción si no lo haces, entonces necesitamos ponerle dientes, con multas o con algún castigo para cada una de las partes que no cumplen”, señaló.


Un experto en temas ambientales (que pidió omitir su nombre), señaló que la deficiente operación de la planta y que ser volviera un generador de contaminación al medio ambiente en Salamanca, es principalmente porque ya tiene más de 68 años de vida.

Mantenimiento a 6 refinerías


“La reconfiguración anunciada nunca llegó a Salamanca, fue un tema del Gobierno Federal y la verdad es que sí iba a cambiar la realidad del municipio porque planteaba renovación de plantas con nueva tecnología con la cual se iban a mitigar muchas emisiones y procesos que tienen años siendo viejísimos”, comentó.

En diciembre pasado, nuevamente las promesas volvieron. El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció ahora una inversión de 7 mil 500 millones de pesos para darle “mantenimiento” a las seis refinerías del país, entre ellas la RIAMA.

Puro mantenimiento


A más de cuatro años de la promesa de reconfiguración, la refinería sigue igual. Sus plantas de refinación son cada vez más viejas y su producción de barriles está por debajo del 50% de su capacidad que es de más de 200 mil barriles diarios.


“Aquí no ha habido reconfiguración, nunca se dio. Ese recurso sepa Dios dónde se lo hayan llevado”, dijo Juan Carlos Chávez González, el líder disidente.


Explicó que la refinería está dividida en dos grandes secciones, norte y sur donde operan plantas llamadas ‘espejos’, que entran en operación cuando alguna recibe mantenimiento.

Terrenos junto a Riama


Detalló que la refinería opera con dos trenes energéticos de producción y para la reconfiguración se pretendía construir un tercero para aumentar la capacidad de refinación, lo cual se traduciría en al menos 10 plantas que entrarían en funcionamiento.

En terrenos aledaños a RIAMA, en la parte norte a un costado de la colonia Rinconada del Vergel, están los terrenos donde se construiría ese proyecto. La tierra está sin utilidad, sólo quedó como testigo un puente sobre un canal que conectaría esa área con la refinería.


“Aquí en Salamanca tenemos dos bloques de plantas de dos grandes sectores, para que mientras esté en mantenimiento uno el otro esté en producción, a ninguno de los dos trenes desde hace más de ocho años se les da mantenimiento mayor”.

Sin mantenimiento mayor


Los únicos trabajos que se han realizado en la refinería, dijo, son algunos de mantenimiento.


“Tenemos como ocho años que no se hace mantenimiento mayor, son tres tipos de mantenimiento, el correctivo, preventivo y el mayor”. 


Mencionó que a principios de año ante la falta de insumos para la refinación de gasolinas conocido como MTBE, se decidió darle un mantenimiento preventivo a los trenes de producción.

Urge mantenimiento mayor


Juan Carlos Chávez alertó sobre los problemas de mantenimiento en la refinería.

INF: AM


Dijo que uno de los problemas serios está en la rehabilitación de catalizadores, que son hornos muy grandes que han tenido fallas en las paredes. 


Comentó que en las zonas donde hay problemas con los aislantes en las paredes se han colocado ‘parches’, conocidos como ‘cajas de muerto’ para evitar fugas o una explosión, pero eso pone en riesgo a miles de trabajadores petroleros.


“Se fabrican unas cajas del mismo material  y se le pone adentro aislante, como si fuera un parche, (funcionan) por el momento para que la planta no salga de operación”, explicó el líder disidente.


De hacerse un mantenimiento adecuado, se requerirían entre ocho y nueve meses, ya que son cerca de 60 plantas que lo necesitan, señaló.

Explicó que hace diez años funcionan 76 plantas dentro de la refinería, pero algunas fueron desmanteladas y vendidas a particulares como fue el caso de Mexicana de Lubricantes S.A. de C.V., donde Pemex contaba con el 49% de las acciones.

Proyectos suspendidos


La empresa brasileña Odebrecht, investigada por sobornos a gobiernos de varios países en América y África,  firmó un contrato con Pemex el 24 de noviembre de 2014 para realizar la ‘Fase I del Proyecto de Reconfiguración’.


En un informe de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) en 2017 sobre las cifras invertidas en el proyecto de reconfiguración del 2011 al 2015, Pemex aseguró que se habían destinado 3 mil 343 millones de pesos, además de otros 117 millones más para invertirse en 2016.


Sin embargo, en el mismo documento se informó que después de un convenio para prorrogarlo, el proyecto fue suspendido en marzo del 2016.

Empresa Odebrecht


Para conocer sobre las condiciones del contrato entre Pemex y Odebrecht, am solicitó el 2 de enero de 2017 el documento, y se informó que estaba reservado por tres años debido a que se encontraba en proceso de investigación por parte del Ministerio Público de la Federación y la Secretaría de la Función Pública.

“De proporcionarse los contratos relacionados con la empresa Odebrecht, se causaría un serio perjuicio al curso de las investigaciones realizadas por el Ministerio Público de la Federación y por la Secretaría de la Función Pública (SFP), contenidas dentro de la carpeta de investigación correspondiente que a la fecha se encuentran en trámite; así como el expediente administrativo de investigación el cual también se encuentra en trámite”.


En el documento de reserva se argumentó que existen elementos suficientes para clasificar la información objeto de la solicitud de información, ya que de darla a conocer se pondrían en riesgo las investigaciones llevadas a cabo por parte de la Procuraduría de la General de la República (PGR) y SFP.

¿Y el Plan Salamanca?


El Plan de Salamanca nació con el objetivo de posicionar a la refinería como de alta conversión, rentable, competitiva, eficiente, segura y ambientalmente limpia, para mejorar la balanza comercial y contribuir a la reducción de los niveles de contaminación en la zona.

El proyecto con participación de los tres niveles de gobierno no ayudó a mitigar la contaminación generada por RIAMA, aseguró un ex funcionario que participó en las reuniones del plan.


Los logros del proyecto, señaló que se dieron principalmente con la remediación del terreno donde se encontraba la productora de plaguicidas Tekchem, de donde fueran retiradas cerca de 2 mil 800 toneladas de residuos peligrosos.

No se ha reunido Plan Salamanca


“El Plan Salamanca funcionó mucho para el avance del tema Tekchem; sin embargo, las otras problemáticas derivadas de la refinería, se quedaron estancadas”, explicó el ex funcionario.


El gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo indicó que en lo que va de su administración no se ha reunido el comité del Plan Salamanca.


Justificó que con la crisis del desabasto de gasolina en la entidad, no se logró convocar a una reunión pero espera que en los próximos días se pueda llevar a cabo.

La inversión disponible

“Es un llamado que hay que hacer a la Federación, pero se atravesó lo del combustible, lo de la crisis, yo creo que ahora que ya estamos casi al 10% hay que retomar”, dijo el mandatario estatal.

De acuerdo al informe de acciones del Plan Salamanca del 2016 al 31 de octubre de 2018, dado a conocer por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), de las 32 acciones programadas, 25 fueron atendidas, 6 están en proceso de atención y una fue suspendida. Además, se atendieron otras 26 acciones adicionales, de las cuales 13 correspondían a Pemex.

En el documento se informa de una inversión disponible por 450.9 millones de dólares, más 165.2 millones de pesos, de los cuales 131 millones de dólares y 77.5 millones de pesos son para atender la situación de la refinería.

Cada vez más vieja

A punto de cumplir 70 años de vida, RIAMA es considerada por especialistas en temas ambientales como una refinería ‘anciana’ que presenta serios problemas en sus procesos de producción.

Por esta situación, las contingencias ambientales en Salamanca se presentan con más frecuencia, ya que continúa operando con procesos arcaicos, afirmó un especialista en el tema.

“La refinería se instala en los años cincuenta y de ese punto en adelante ha habido una inversión importante en la renovación de las plantas, desgraciadamente con este tema de corrupción lo que llega a final de cuentas de manera real a una intervención en las plantas de Pemex es muy poco del presupuesto que se asigna”, explicó.

No se concluyeron todos los proyectos


Destacó que en el sexenio de Felipe Calderón se aplicó un recurso importante para la planta desulfuradora para bajar la cantidad de dióxido de azufre que se emite a la atmósfera, pero no todos los proyectos se concluyen.


“Conforme avanza el tiempo, las inversiones se van pausando y la refinería continúa su ciclo normal, cada vez está más vieja y no ha sido suficiente para que se vea reflejado en materia ambiental”.

Prometen seguir proyectos


El titular de Medio Ambiente de Salamanca, José Hugo Hernández León, aseguró que continuarán trabajando en proyectos en favor del medio ambiente como el ‘Plan Salamanca’, en coordinación con el Consejo Consultivo Ambiental. 

Ambientalistas denunciaron que la nueva administración no tomaba acciones contra los problemas de contaminación ligados a las descargas al Río Lerma, la remediación de Tekchem o los lodos tóxicos del Cerro de la Cruz, por mencionar algunos.


“Hay muchas cosas en beneficio del medio ambiente que poco a poco y con el recurso se van a llevar a cabo”, señaló.


Dijo que se reunirá con el Consejo Consultivo Ambiental para tratar temas pendientes antes de que sea renovado en marzo, destacando que se realizaron cambios en el reglamento de la Dirección de Medio Ambiente.

INF: AM

Comentarios

comentario

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here