Palabras Mayores

LA IMAGEN DEL DÌA

La situación que vive nuestro municipio no puede continuar sumida en la descoordinación, la preocupación es profunda porque de manera sistemática en la reunión que se mantiene todas las mañanas elementos de las diferentes fuerzas federales, hay una ausencia preocupante de las fuerzas de seguridad del estado, no asisten, no han asistido desde que nosotros iniciamos con esas reuniones”

Beatriz Hernández Cruz. La alcaldesa de Salamanca en plan bronco.

CONTRA LAS CUERDAS

La alcaldesa de Salamanca Beatriz Hernández Cruz parece haber elegido ya la ruta de la confrontación contra el gobierno del estado en un tema muy delicado para Salamanca como es la seguridad.

No firmará el convenio del Mando Único porque sabe que la administración de Diego Sinhue no la va a dejar en el desamparo y anunció 120 elementos de la Marina que apoyarían en tareas de primer respondiente, es decir, en tareas que hace un policía municipal que es la instancia de seguridad más próxima a los ciudadanos.

“Seguirán siendo efectivos de la Marina aunque actuarán como Policía municipal mientras la Academia gradúa los cadetes”, escribió en Twitter el viernes.

Hernández Cruz ha acusado el abandono del gobierno estatal. Dice que no acuden sus representantes a las reuniones de seguridad, duda que sean 318 los elementos adscritos a Salamanca e insiste en el Mando Mixto.

Y como en toda historia de polarización, aquí tampoco hay buenos y malos. Hay excesos de panistas y morenistas y pecados que se pueden pagar muy caro si no hay mínimo entendimiento entre las partes.

La gran tragedia política en Salamanca es que hoy no existe una Policía municipal y esa es responsabilidad única y exclusiva de los gobiernos panistas. Los dos últimos alcaldes, Justino Arriaga y Antonio Arredondo, hoy son respectivamente diputado federal y subsecretario de Desarrollo Social.

El PAN puede castigar a los desleales con el oficialismo pero no a quienes no entregan buenas cuentas al gobernar. Y en materia de seguridad, es evidente que no ha habido resultados. Pueden alegar los azules que los delitos que prevalecen son del orden federal pero esa no es la causa de que la Policía municipal haya sido aniquilada.

También es cierto que el gobierno estatal y, en concreto, la Secretaría de Seguridad como responsable del Mando Único tampoco ha entregado buenas cuentas. Es decir, todavía no le podemos acreditar a Hernández Cruz la mayor responsabilidad en la crisis que vive ese Municipio.

Pero cometería un grave error la alcaldesa si se regodea en ese desastre que le heredó el PAN. Desde afuera, es difícil calibrar qué tanta necedad puede haber de la alcaldesa y qué tanta soberbia de parte del gobierno del estado. Parece haber una combinación de ambas.

DESDE LA TERCERA CUERDA

La seguridad es un grave problema que aqueja a los ciudadanos porque incluso en lo referente al crimen organizado ya no se puede decir que se matan entre los propios malosos. Entre las víctimas de la masacre del pasado viernes se habla que había quienes estaban en el lugar equivocado en el momento equivocado.

Parece un cliché muy sobado pero hay que rescatarlo. Los ciudadanos no merecen las diferencias entre gobiernos.

El pasado jueves, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo se reunió con un mando de la Marina e incluso lo presentó a los diputados locales con quienes tuvo una de sus reuniones de vinculación.

Ya veremos si llegan los marinos comprometidos a Salamanca. Son elementos que pertenecen a una corporación de élite y que no están entrenados para atender labores de primer respondiente.

La alcaldesa dice que es una situación temporal pero tampoco sabemos cuánto tarda una Academia en consolidarse y generar una Policía competente. Quizá no le alcancé el trienio para ver los primeros frutos.

No parece ser la mejor solución que Estado y Salamanca se mueran con la suya mientras la descoordinación afecta a los ciudadanos.

Una buena señal sería que desde la Federación, el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, o alguien más establezca con claridad cuál es la estrategia que se respalda desde allá y si se está de acuerdo, o están alentando o tolerando la postura de la alcaldesa de Salamanca. La ambigüedad también es una definición.

Después de una Policía municipal destrozada, un convenio sin firmar, 237 homicidios dolosos en lo que va del año, los ciudadanos salmantinos no se merecen esta pugna. La alternancia política no puede condenar a sus habitantes, per se, a la polarización insulsa e ineficaz.

GANCHO AL HIGADO

El próximo jueves sesionan empresarios y gobierno del estado para discutir la forma en que se va a aplicar el Impuesto Sobre Nóminas que ahora es de 2.3% tras el aumento de 3 décimas de punto que la cúpula empresarial aceptó como incremento.

El 2% se administrará vía el Consejo para la Administración de los Impuestos sobre Nóminas y Cedulares de Guanajuato (Cosainseg) mediante una nueva mecánica en la que las obras a financiar se seleccionarán y decidirán antes de ejecutarse.

Es decir, el consejo dejará de ser consultivo y será resolutivo.

El gobierno tiene ahí 5 representantes y el sector privado, otros tantos, uno por cada municipio con Consejo Coordinador Empresarial: León, Irapuato, Salamanca, Celaya y Allende

El otro .3% será depositado en un Fideicomiso. “Este fideicomiso sólo será de pago y no de administración por lo que su función principal será financiar los proyectos que vengan propuestos por las fundaciones pero no podrá decidir ni modificar sobre los proyectos”, según un documento del CCE.

Interesante mecanismo. Ya veremos si es tan abierto como promete.

LA DEL ESTRIBO

El video de un padre de familia que es abordado por un inspector de Movilidad que presume que la unidad que tripula es un taxi ejecutivo y que se viralizó el pasado jueves  tendría que ser un llamado de atención para el Instituto de Movilidad y sus protocolos.

Por supuesto que ellos están para hacer cumplir la ley pero no suena muy cuerdo eso de parar a quien ellos quieran, decirle que hay una denuncia de ese vehículo sin mostrar documento alguno y luego interrogar a menores de edad.

Es simple. Un protocolo sería suficiente.

RECORDAR ES VOLVER A GRILLAR

RICARDO SHEFFIELD: A UN AÑO DEL MORENAZO

Hace exactamente un año, un dedazo inesperado de Andrés Manuel López Obrador hacia Ricardo Sheffield como candidato a gobernador provocaba la primera gran hecatombe en Morena que muy pronto en Guanajuato mostraba el cobre del divisionismo y la guerra de grupos.

Una auténtica sorpresa esta designación porque Sheffield Padilla que días antes había renunciado a su militancia panista, parecía perfilarse como candidato morenista pero a la alcaldía de León.

De hecho, antes del anuncio oficial de que Sheffield sería el candidato a la gubernatura, ya había sembrado la primera discordia en Morena, pues Aurelio Martínez, un expriista que desde muchos meses antes se había acercado al partido y a López Obrador, no se aguantó y arremetió contra la eventual nominación de Sheffield.

Y es que el 11 de marzo, las dirigencias estatales de Morena, PT y PES se habían pronunciado por la precandidatura de ‘Chachis’ quien se sintió amenazado por Sheffield y, fiel a su estilo, despotricó en su contra. Entre muchas otras lindezas, le dijo corrupto.

Sheffield, además, desplazó al también expriista Miguel Ángel Chico Herrera quien sonaba fuerte como candidato a la gubernatura y era la carta de Ricardo Monreal y en Guanajuato, del entonces dirigente estatal, Ernesto Prieto.

Por su parte, el expanista se hacía fuerte en el entorno del exgobernador de Michoacán, Leonel Godoy, que en Guanajuato influía a través de Antares y Talía Vázquez Alatorre que tenían la conexión en Michoacán donde aquel sentó sus reales.

Sheffield y Talía Vázquez se conocían desde que aquel fue alcalde leonés y fue justo su perfil de expanista e incendiario en el discurso lo que llevó al grupo de Godoy a ganar la partida no sólo por la candidatura a gobernador sino la de Léon.

Evidentemente, Sheffield no le perdonó a Aurelio Martínez sus críticas esgrimidas en varios medios de comunicación.

Fue entonces que el exalcalde lo vetó y solicitó mano libre para que él y solo él, decidiera quien sería su abanderado con todo y planilla en León. La irrupción de Sheffield en Morena dejó perplejos a los panistas aunque sabían que no sería tan fácil hacerles cosquillas en la conquista del carro completo.

ARROYO Y BELTRONES: EL PRI QUE NO VOLVERÁ

Una postal de esas que pintan al PRI de hoy, de cuerpo entero. Dos figuras de los tiempos idos del PRI que hace una década eran el símbolo del poder y de la sobrevivencia como grupo político dentro de un tricolor que se aprestaba para regresar al poder aunque en realidad ambos nunca estuvieron en el desamparo político.

Francisco Arroyo Vieyra y Manlio Fabio Beltrones se reunieron el viernes en Guanajuato capital. El exsenador, exgobernador y exdiputado fue uno de los invitados del IEEG al Seminario sobre partidos políticos. Beltrones fue el padrino político de Arroyo durante muchos años. Gracias a él, escaló varias posiciones y mantuvo su poder de influencia en Guanajuato para comandar a lo que se dio en llamar como el arroyismo.

Ninguno de ellos volverá a reverdecer laureles. El PRI está sumido en la peor crisis de su historia y ni uno ni otro representa, a nivel estatal o federal, una alternativa para refrescar la imagen de su partido para que vuelva por sus fueros.

De manera simultánea y paralela, la estrella de ambos para obtener cargos, se fue apagando poco a poco. Tampoco fueron en su momento, símbolo de los políticos ganadores. En Guanajuato, prácticamente ningún priista lo es. Fueron beneficiarios de ese pacto para repartir candidaturas entre unos cuantos y en el caso del guanajuatense, para sus críticos, el beneficiario de las derrotas, repetidas y constantes del tricolor.

La política les dio mucho y hoy tienen que dejar su lugar a otros aunque no se ve claro quiénes pueden hacerlo con una cara y maneras distintas. Al final, son el producto de un partido que hoy no parece encontrar su lugar ni en lo estatal ni en lo federal.

Aniquilado en las urnas y absorbido por cacicazgos locales precisa de un milagro para volver a ser protagonista. Porque hoy, parece condenado al ostracismo, incapaz de renovarse y lavarse la cara ante los electores.


INF: PERIODICO EL CORREO

Comentarios

comentario

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here