Pólvora e infiernitos

¿INSEGURIDAD GUANAJUATO? EL GOBERNADOR SóLO HABLA DE COSAS POSITIVAS

NI HABLAR. Vaya paradoja. No cabe duda que vivimos en un nuevo entorno político, los protagonistas toman nuevos roles frente el añejo problema de la inseguridad.

CONTRASTES. Ayer, mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador que desde la tribuna de su habitual conferencia mañanera habla de casi cualquier cosa que le pregunten, opinó con soltura del problema de la violencia en Guanajuato, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo simplemente calló.

EVASIVA. “De seguridad no hablo, pregúntenle a Sophia (Huett)”, respondió del mandatario estatal ante el cuestionamiento de los reporteros.

CONSECUENCIAS. Hablar ayer de la inseguridad implicaba enredarse en explicaciones e hipótesis sobre el fin de semana sangriento que se vivió en Guanajuato, sobre la parte oscura del golpe de timón y hasta de la queja del expresidente Vicente Fox en torno al supuesto comando armado que acechó su domicilio en San Cristóbal.

LAS CULPAS. Y con el amarre de la feria alemana de Hannover, Rodríguez Vallejo no quiso ser portada con noticias negativas, que lo llevaran a polemizar con López Obrador quien bajita la, mano, soltó su dardo con aquello de que en Guanajuato se vive una crisis de inseguridad por la forma en que se desatendió el problema durante los últimos años. La referencia es obvia a Enrique Peña Nieto y Miguel Márquez Márquez.

EN PLATA. Así las cosas, Diego Sinhue aplicó la clásica: el gobernador sólo es portador de noticias positivas. Las declaraciones sobre asuntos de seguridad se dieron mientras el golpe de timón estaba en su pico más alto de popularidad.

ASÍ SEA. Si el tema era seguridad, ayer sólo se podía hablar de los autos de lujo convertidos en patrullas y del refrendo del compromiso de que se va a escribir una nueva historia en materia de seguridad en Guanajuato. La batalla diaria para derrotar la percepción.

LOS CLIENTES ‘CONSENTIDOS’ DE SAPAL

DEFINICIONES. Dice el flamante presidente de SAPAL, Jorge Ramírez Hernández, que los descuentos a empresarios por el pago de cuotas forman parte de “estímulos comerciales” que se incluyen en el sistema de incentivos de la paramunicipal.

EN DEFENSA PROPIA. En la lista de empresarios y políticos beneficiados con descuentos, hay de todos tamaños, colores y sabores. Todos los consultados aseguran que no hay nada de irregular ni vergonzante en los datos obtenidos por correo a través de la unidad de transparencia.

LA BUENA. El organismo operador de agua potable en León que se precia de ser uno de los mejores en su tipo a nivel nacional es la joya de la corona de los consejos ciudadanos en León. Mucho mérito tienen quienes han pasado por ahí para convertirlo en un organismo rentable y eficaz.

¡BRAVO! Pero, ahora, con las bondades que proporciona la transparencia y rendición de cuentas resulta sano que medios de comunicación como ocurre en esta entrega con correo  y ciudadanos en general, se metan hasta la cocina para satisfacer el derecho a saber de los ciudadanos comunes.

EL PASO. Un derecho que ha pasado por varios filtros y no pocas dificultades. Durante muchos años, estos organismos ciudadanos hacían de sus sesiones de consejo, actos privados como si los temas que se abordaran ahí fuesen información privilegiada.

PENDIENTES. De unos años a la fecha, las sesiones son públicas, lo cual es harto saludable. Sin embargo, a pesar de esa transparencia, a cuentagotas nos hemos enterado de las entrañas y tropezones de un proyecto como El Zapotillo.

PREMISA. Hoy conocemos la lista de beneficiarios con descuentos. Es cierto. Habrá qué analizar caso por caso y no condenar a nadie sin argumentos.

COLOFÓN. Pero por lo pronto, podemos convenir que la transparencia también puede ser una muestra de avance en la participación ciudadana. Que queden clara la diferencia entre derechos y privilegios. Lo más claro es lo más decente.

LA DEL ESTRIBO…

Bien dicen que nadie sabe para quien trabaja. Nomás sin querer queriendo, un análisis desproporcionado del expresidente Vicente Fox de lo que tal parece, fue parte del protocolo de avanzada del gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo que asistió el sábado a un evento en el Centro Fox, propició que le asignaran elementos federales para su protección.

Ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador admitió que su gobierno dotará de seguridad a Fox y Felipe Calderón. Eso sí, dice que “nada será como los privilegios de antes”.

Habrá qué esperar porque ayer sostuvo que los escoltas serían por tiempo limitado y que no sabía cuánto costarían al erario pero que sería “menos del 10% de lo que costaban antes”. ¿Cuánto es eso? Misterios de la 4T.

LA FALLIDA RECONFIGURACIÓN DE LA REFINERÍA: UNA DÉCADA

Hace exactamente un año, Gustavo Guraieb Ranth era reelecto para un tercer período al frente del Consejo Coordinador Empresarial de León. La novedad es que hoy no hay noticias sobre su relevo en el cargo justo cuando estamos a punto de iniciar el proceso electoral.

Guraieb Ranth se ha significado como un contrapeso importante a las autoridades locales y estatales.

No es un líder entregado ni condescendiente. Su estilo quizá no sea tan espectacular ni carismático como el de su antecesor en el cargo, José Abugaber Andonie, quien jugaba mucho para la tribuna al punto de que tuvo que soportar la tentación de PRI y PAN para que fuera su candidato a alcalde o diputado en distintos momentos.

Guraieb supera a Abugaber en cuando a su capacidad para la reflexión y el análisis. Es tan omnipresente como Abugaber, aunque Guraieb ha tomado más causas que las que asumía el empresario zapatero.

Por ejemplo, el actual líder del CCE no desprecia una invitación del Observatorio Ciudadano ni de la Mesa de Seguridad Ciudadana. Hoy, ya es candidato a ser parte de la Comisión de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción.

El momento marca la conducta, pero está claro que su principal interés está en la seguridad y la transparencia y rendición de cuentas. Abugaber tenía una mayor proclividad a los temas económicos. Le tocó un ascenso caótico pero supo ser un contrapeso.

Guraieb es más frío y calculador. No es desde luego nada cómodo para la autoridad. Es el que más ha sufrido el desgaste por su actitud crítica hacia los gobiernos. Prácticamente nadie más le hace segunda, salvo Jorge Ramírez de Coparmex.

Es el eterno dilema de los empresarios. No ser paleros, ser críticos hasta cierto límite y no convertirse en porristas del gobierno panista que suficiente tiene ya con la cooptación o convencimiento a diputados de supuesta oposición y con el apoyo irrestricto que le prodiga el dirigente de la otra cúpula empresarial regional que es Concamin.

LOS ‘MILAGROS’ DEL SINDICALISMO DE LA 4T

Ah, esa cuarta transformación que atrae, así sea por mera curiosidad, a alguno que otro detractor nomás por el gusto de escuchar.

Ayer, estuvo por segunda ocasión en Guanajuato Pedro Haces Barba, a quien se identifica como uno de los líderes sindicales consentidos de la 4T.

Apoyado en el expriista Aurelio Martínez Velázquez que, sin cargo concreto en el gobierno federal, se ha vuelto pieza indispensable para convocar a empresarios a eventos de esta naturaleza, el líder de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México habló ante un variopinto auditorio.

Y así, directo y populachero, se comprometió a no permitir que ningún obrero “se chingue” a los empresarios, pues está convencido de que empresarios y sindicatos deben ir de la mano.

Entre quienes lo escucharon estaban desde el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de León, José Arturo Sánchez Castellanos, hasta el mismísimo Javier Aguirre, excoordinador de delegados federales del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Llamó también la atención la presencia de Roberto Zermeño y Héctor Humberto González, empresario celayense propietario de Leche Cuadritos, ambos titulares del litigio por la propiedad del Estadio León que ya ganaron aunque todavía la autoridad y miembros originales de la Asociación Civil original dan la batalla para rescatar el inmueble.

También estuvieron, por ejemplo, Eugenio Martínez, exsíndico del Ayuntamiento de Bárbara Botello por el Partido Verde, e Ignacio Noriega quien fuera director de Economía en esa misma administración.

Otro que robó cámara fue José Antonio García, quien fuera presidente del Club León como parte de la directiva de Grupo Pegaso que le compró el equipo a Carlos Ahumada.

García, quien tenía una fábrica de tenis en San Francisco del Rincón, es amigo de Zermeño pero también es muy cuate de Haces Barba, quien por lo visto tiene amigos de todos tamaños colores y sabores y ayer vino a prender la mecha entre algunos empresarios, protagonistas y en la reserva que están intrigados que se trae en gobierno lopezobradorismo con los temas sindicales.

Uno de los temas fue la reforma laboral que trae muy inquietos a los empresarios que temen que el nuevo gobierno federal confirme sus peores pesadillas y convierta a los sindicatos en adversarios del sector empresarial.

INF: PERIODICO EL CORREO

Comentarios

comentario

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here